Una zona residencial de Antequera registra cinco robos en la noche de Fin de Año

Urbanización donde se produjeron los robos. :: a. j. g./
Urbanización donde se produjeron los robos. :: a. j. g.

A. J. GUERRERO

antequera. Este año, las uvas no se les atragantaron en el momento de las campanadas por televisión, sino al volver de madrugada tras la celebración del nuevo año, cuando vieron que habían entrado en sus casas y se habían llevado objetos de valor, dejando destrozos en la búsqueda del botín. No fue en una ni en dos, fue al menos hasta en cinco viviendas próximas en la zona de Altos de Santa Catalina.

La Policía Nacional de Antequera investiga ahora los robos que se produjeron en Nochevieja mientras que los vecinos estaban de fiesta de cotillón, todo en viviendas próximas entre las calles Regulares de Melilla y Camino de Fuentemora, según fuentes policiales y vecinales, sin que nadie se percatara de los asaltos.

Al parecer, tras las uvas, un grupo organizado habría perpetrado acciones de robo en viviendas cuyos propietarios estaban en fiestas de año nuevo, por lo que tuvieron facilidad de entrar y llevarse objetos de valor, antes de que regresaran de las celebraciones. Se presume que sabían que no estaban en ese momento y dónde podían guardar objetos de valía. También que el grupo actuó de forma premeditada tras estudiar que los usuarios no estaban en casa y que no tendrían sistemas de alarma que les detectase.

En algunas de las denuncias se especifica que sabían dónde podían estar los objetos de valor, tanto dinero como joyas, con el detalle que en una de ellas se llevaron la caja fuerte entera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos