Vuelven los problemas al edificio okupado de la avenida Juan XXIII

Escombros, basura y restos de muebles se acumulan en el patio interior./Álvaro Cabrera
Escombros, basura y restos de muebles se acumulan en el patio interior. / Álvaro Cabrera

Un incendio en la primera planta del inmueble pone en alerta a los vecinos, que aseguran estar hartos del estado de abandono en el que se encuentra

ROSSEL APARICIO y PABLO MARINETTOMálaga

Un incendio registrado en una vivienda de un edificio okupado en la calle Marqués de Valdeflores, en la zona de la avenida Juan XXIII de la capital, sembró ayer la alarma entre los vecinos de los edificios colindantes. Sobre las 13.00 horas, el servicio de Emergencias 112 Andalucía contabilizaba hasta una decena de avisos alertando de las llamas y de una columna de humo que se hacía visible desde distintos puntos. Sin embargo, solo se vio afectada la primera planta del inmueble, que forma parte de una urbanización de dos bloques okupados, y por fortuna no hubo que lamentar heridos.

No es la primera vez que el bloque de viviendas es escenario de algún altercado y, con el incendio, vuelve a estar en el punto de mira. Los vecinos aseguran que desde la quiebra de la constructora, la urbanización ha sido el blanco fácil de los ladrones, que han ido desguazándolo hasta presentar un estado de absoluto abandono. Pese a no contar con suministros, puertas, ni ventanas, ha sido okupado en varias ocasiones por hasta un centenar de personas, incluidas familias con niños. En abril de 2015, un amplio dispositivo policial se encargó de desalojarlos pero, tal y como auguraban los vecinos, la historia volvió a repetirse.

Desde la quiebra de la constructora, los okupas se han instalado en varias ocasiones

«No sabemos si viven en los pisos, pero han vuelto a romper la tapia y hemos visto que hay gente en el garaje y en la plana baja», comentaba la empleada de un comercio cercano. En el patio interior que separa los bloques se acumulan escombros, basura y restos de muebles. «Era cuestión de tiempo que algo así pasara. Solo hay que ver la cantidad de suciedad que hay ahí dentro», comentaba otro residente de la zona.

Los sucesivos problemas con los okupas no han sido los únicos relacionados con el inmueble. También en él fue encontrada en 2013 Irene Ayllón, una joven discapacitada que aseguró haber sido forzada y retenida durante días. Se produjeron varias detenciones pero finalmente, los acusados quedaron absueltos. Los vecinos esperan que el incendio sirva, al menos, para poner un remedio definitivo a la situación.

Más información

Fotos

Vídeos