'Visiones de la Farola': una joya histórica y sentimental

El nuevo coleccionable que distribuye SUR desde hoy recorre la transformación de Málaga a la luz de este símbolo del Puerto

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYAN

La Farola lleva tantos años instalada en la memoria colectiva de los malagueños que muchos quizás desconocen que este símbolo de la ciudad fue construido (1817) cuando aún no existía la fotografía. Sin embargo, ella siempre ha estado ahí. Lo mismo fue que esta disciplina reina tardara aún en llegar a la capital 40 años más, porque los artistas de la época ya habían adivinado en esta ‘dama de blanco’ una referencia imprescindible de presente y de futuro, y la recogieron en sus trabajos con las técnicas de la época.

El coleccionable

Título
‘Visiones desde la Farola’
La colección.
Más de 250 páginas, distribuidas en 69 fascículos. La colección incluye fotografías, cartografía, carteles y obra gráfica
Entregas.
Hoy domingo, 8 de octubre, es la primera entrega (fascículo 1 y 4 gratuito, y carpeta 1,50 euros por gastos de manipulación).
Autor.
El coleccionable es obra del fotohistoriador Javier Ramírez, con el patrocinio de Cervezas Victoria y el Puerto de Málaga y la colaboración del Centro Tecnológico de la Imagen (CTI, perteneciente a la UMA).

Esos grabados y primeros ‘coqueteos’ con la fotografía son el punto de partida de un excepcional recorrido histórico, visual y sentimental a través de las huella de La Farola coincidiendo con su segundo centenario y que ahora ha quedado plasmado en ‘Visiones desde la Farola’. Este nuevo coleccionable de SUR, que desde hoy se distribuye con el periódico, da testimonio a lo largo de más de 250 páginas de ese viaje que hunde sus raíces en el pasado y que tiende puentes con el presente y con el futuro.

Esas litografías y grabados son sólo una parte de esta colección que también incluye fotografías (algunas inéditas), cartografía y carteles procedentes de las mejores colecciones públicas y privadas de la ciudad e incluso de museos imprescindibles como el Prado o el Thyssen. Y todo ello, como ya se puede apreciar en los primeros capítulos, con el hilo conductor de la transformación de la ciudad a través de los ojos de la Farola.

Tres grandes apartados

El equilibrio perfecto entre imagen e historia lo aporta el doctor en Historia y fotohistoriador Javier Ramírez, autor de este coleccionable que cuenta además con el patrocinio del Puerto de Málaga y Cervezas Victoria y con la colaboración del Centro Tecnológico de la Imagen (CTI), de la UMA.

Este legado visual se reparte en más de 250 páginas que se nutren de los mejores archivos públicos y privados de la ciudad

La extraordinaria labor de selección queda plasmada en tres grandes apartados y once capítulos, que reflejan aspectos concretos de la historia de la ciudad desde el punto de vista económico, social, turístico, industrial e incluso costumbrista, ya que la conversión de la Farola en un símbolo indiscutible no sólo se ha traducido en campañas de publicidad, sino también en marcas comerciales (hubo una gaseosa malagueña que tomó el nombre de la Farola) e incluso en expresiones coloquiales que siguen vigentes en la ciudad: «A tomar el fresco a la Farola» es una de ellas.

Los amantes del detalle y de los hitos que acompañaron a la gran transformación urbana de Málaga también encontrarán en este coleccionable un potente testimonio visual: desde las ampliaciones del Puerto a la construcción de la calle Larios y el Parque o la modernización del trazado ferroviario, todo cabe en esta obra llamada a convertirse en una joya histórica y sentimental. Y todo a la luz de la Farola.

Fotos

Vídeos