Villalobos: «Me daría mucha rabia que se perdiera la Alcaldía de Málaga por cuestiones personales»

Celia Villalobos, con su sucesor al frente de la Casona del Parque, Francisco de la Torre./SUR
Celia Villalobos, con su sucesor al frente de la Casona del Parque, Francisco de la Torre. / SUR

La exregidora y actual diputada advierte de que «costó mucho» cambiar la dinámica electoral en la capital

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMEROMálaga

Una nueva y autorizada voz se pronunció este martes sobre el futuro candidato del PP a la Alcaldía de Málaga. Celia Villalobos, regidora de la capital entre 1995 y 2000, y actual diputada en el Congreso afirmó ayer en televisión que le daría «mucha rabia» que se perdiera el gobierno de la capital «por cuestiones personales». Cuestionada por este periódico a quién se refería con esas cuestiones personales, dijo que no iba a entrar a hacer ninguna valoración más y reiteró que el Partido Popular «no puede perder Málaga».

Durante una entrevista en el programa ‘Los desayunos’ de TVE para hablar sobre pensiones –la malagueña es la presidenta de la comisión del Pacto de Toledo–, fue cuestionada sobre la situación del futuro candidato en Málaga, el principal Ayuntamiento de España en manos de los populares, y toda vez que el actual regidor, Francisco de la Torre, no ha aclarado aún si quiere o no volver a repetir como cabeza de cartel. A este respecto, Villalobos dijo que espera y confía en que el PP sea capaz de mantener su actual situación en la provincia. «Personalmente a mí y a los que estábamos entonces nos costó mucho esfuerzo y muchos años cambiar la dinámica electoral en Málaga. Y me daría mucha rabia que se perdiera ahora por cuestiones personales», dijo.

A la pregunta de qué debe hacer Francisco de la Torre respondió: «Eso es un problema de él»

Una referencia al trabajo que durante años tuvo que desarrollar el PP en la provincia y en la capital durante los años ochenta y primeros noventa del pasado siglo –cuando el PSOE era hegemónico en Málaga– para revertir la situación electoral y que tuvo su primer gran hito en 1995 con la llegada de los populares al gobierno de importantes municipios de la provincia, entre ellos, la capital. Fue el punto de inflexión que convirtió a Málaga en el actual bastión y granero de votos populares.

Preguntada sobre qué debería hacer Francisco de la Torre, en cuyo tejado está la pelota, Celia Villalobos respondió que «eso es un problema de él» y sostuvo que ella tiene por norma cuando se va de un lugar no volver a interferir en esos asuntos. «Cuando dejé de ser alcaldesa, él era mi primer teniente de alcalde. Es un gran alcalde y fue un buen compañero. A partir de ahí yo no me he vuelto a inmiscuir para nada porque creo que las personas que se van y quieren seguir gobernando, como algunos casos que estamos viendo, eso al final te acaba situando fuera de la realidad», apostilló.

La intención del PP de Andalucía, manifestada por su líder regional, Juanma Moreno, la pasada semana, es que los candidatos a las alcaldías en las capitales de provincia, entre ellas Málaga, estén elegidos antes de abril. Tanto Moreno como Elías Bendodo, presidente del partido en la provincia, sostienen que debe ser Francisco de la Torre quien se pronuncie y diga si quiere o no seguir como cabeza de cartel, mientras que el actual alcalde argumenta que la decisión la debe tomar el partido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos