'El viaje de Pedro': el vídeo que explica lo que es un trasplante de médula ósea

'El viaje de Pedro': el vídeo que explica lo que es un trasplante de médula ósea

Esa iniciativa, elaborada para pacientes y familiares, se ha presentado en Málaga en una reunión del Grupo Español de Trasplante Hematopoyético y Terapia Celular

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

La vida de una persona cambia en un segundo cuando le confirman que sufre un cáncer de la sangre (leucemia, linfoma y mielomas, fundamentalmente). A partir de ese momento, surgen las dudas y se acentúa la incertidumbre sobre el futuro. En muchos casos, la mejor terapia para hacer frente a esas enfermedades es un trasplante de progenitores hematopoyéticos (lo que se conoce coloquialmente como trasplante de médula ósea). Para explicar con claridad y de modo riguroso ese proceso se ha elaborado un vídeo titulado ‘El viaje de Pedro’, en el que se informa de todos los asuntos relacionados con ese tipo de trasplante. La Fundación Más que Ideas ha presentado este jueves el vídeo en Málaga en el marco de la reunión anual del Grupo Español de Trasplante Hematopoyético y Terapia Celular (GETH).

El viaje de Pedro’ es el fruto del trabajo de muchas personas y entidades, ha dicho el vicepresidente de la Fundación Más que Ideas, Víctor Rodríguez, que es un paciente trasplantado, que ha indicado que el vídeo, que dura 25 minutos y consta de seis capítulos, se ha hecho adaptándolo al lenguaje de los pacientes, pero sin perder su rigor científico.

«El diagnóstico de cáncer supone un impacto emocional muy grande para el paciente y sus familiares. Además, si el tratamiento indicado es un trasplante de progenitores hematopoyéticos, tal y como ocurre en muchos cánceres de la sangre (leucemias, linfomas y mielomas), el enfermo no siempre sabe que va a iniciar un viaje por un mundo muy poco conocido para él», ha señalado Víctor Rodríguez. Ha añadido que el vídeo ofrece información sobre el trasplante y sus fases, así como recomendaciones para una mejor preparación previa al ingreso y una idónea recuperación física del tratamiento, que «pretende servir de acompañamiento a pacientes y familiares en este viaje único, complejo y difícil». En la elaboración del proyecto han participado muchas personas y 14 asociaciones de pacientes.

El presidente de la Agrupación Española de Entidades de Lucha Contra la Leucemia y Enfermedades de la Sangre (AELCLES) y paciente trasplantado, Andrés Vivancos, ha afirmado que cuando «a una persona le diagnostican una leucemia se produce en su vida como un fundido a negro y su mundo se le viene abajo». A su juicio, ‘El viaje de Pedro’ muestra a la sociedad las dificultades por las que se pasa durante el proceso del trasplante y ayuda a concienciar sobre las enfermedades y sus necesidades. Vivancos se ha referido a los problemas económicos por los que atraviesan las asociaciones de pacientes para mantener en nómina a psicólogos, trabajadores sociales y fisioterapeutas que dan asistencia a los enfermos. Por eso, ha pedido una mayor colaboración por parte de la Administración para que esa atención pueda seguir adelante.

Por su parte, Manoli Salinero, enfermera coordinadora de trasplante de progenitores hematopoyéticos del Hospital Universitario de Salamanca y colaboradora en la revisión científica del guion del vídeo, ha destacado que los profesionales de enfermería juegan un papel destacado en el abordaje del paciente que se somete al trasplante, pues son los encargados de proporcionar cuidados expertos a enfermos, donantes y cuidadores a lo largo de todas las etapas del trasplante y también en el periodo anterior y posterior al mismo, prestando asistencia, apoyo emocional, información sobre la cartera de recursos o consejos sobre educación sanitaria.

El hematólogo Carlos Solano, presidente del GETH, ha citado las ventajas de que los pacientes, en el periodo posterior al trasplante (que dura tres o cuatro semanas) lo pasen en su domicilio en vez del hospital, puesto que eso reduce las complicaciones, las infecciones y el consumo de antibióticos. En torno al 20 por ciento de los enfermos que se somete a un trasplante de médula ósea puede beneficiarse de este sistema. Los requisitos son que haya un apoyo familiar con un cuidador, que viva cerca del hospital de referencia (a media hora), que las condiciones del domicilio sean adecuadas y que haya una unidad del hospital con un equipo de enfermeros que vaya a diario a casa del paciente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos