Los vecinos de Miraflores recuperan el abastecimiento de agua, pero el pozo sigue sin uso

Aspecto de la infraestructura afectada por el vertido de detergente. :: a. cabrera/
Aspecto de la infraestructura afectada por el vertido de detergente. :: a. cabrera

El Ayuntamiento alega que la entidad de conservación tendrá que asumir en solitario la vigilancia del acuífero del que se nutren 750 familias de El Palo

IGNACIO LILLO MÁLAGA.

La mayoría de los vecinos de Miraflores de El Palo fueron recuperando a lo largo de la jornada de ayer el suministro, después de que un vertido de detergente concentrado en el pozo del que se abastecen les dejara sin agua desde el lunes por la noche. En cambio, la vuelta fue a medias, ya que los bloques de la parte baja, que se surten de este mismo punto pero no pertenecen a la urbanización, criticaron ayer la tardanza en el arreglo de su zona. Además, los responsables de la entidad de conservación que gestiona este servicio para unas 750 familias advirtieron de que no se podrá usar para beber ni para cocinar hasta que se efectúe una nueva analítica y la Administración certifique que es plenamente potable. A ello, se suma que el pozo ha quedado inutilizado, por lo que durante varios días tendrán que comprar el agua a Emasa, que no les suministra habitualmente por tratarse de un residencial no recepcionado por el Ayuntamiento.

«Han provocado graves daños, han hecho un desastre». Fue el lamento de Pilar Gutiérrez, gerente de la entidad urbanística de conservación, ayer, una vez comprobado el alcance de la avería. El acuífero todavía permanecerá varios días contaminado, hasta que los análisis constaten la eliminación del producto. «No sabemos cuándo estará de nuevo operativo, lo tenemos que evaluar con los técnicos, veremos si se deposita y el freático lo limpia. Está todo impregnado, es posible que haya que succionar el agua para que no contamine de nuevo la red, no se podrá usar hasta que los técnicos nos digan». Sobre el suministro de Emasa, la directiva recalcó: «Nos la cobran a tarifa doméstica, a la que tenemos que sumar los costes de nuestros mantenimientos». La urbanización mantiene un conflicto institucional y judicial con el Ayuntamiento porque desde 1992 no se ha aceptado la recepción de estos servicios. Al respecto, Pilar Gutiérrez advirtió de que podría haber sido «gravísimo», y espera que esta llamada de atención sirva para solventar el problema de una vez: «La Administración tiene que atender sus obligaciones, podía haber tenido consecuencias de salud pública». A lo que agregó: «Esto es una enorme responsabilidad para un grupo de particulares, si hubiera un sabotaje real el responsable último sería el Ayuntamiento, a pesar de las excusas, porque la tutela está reconocida legalmente».

Problema de seguridad

Al respecto, el concejal de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, compareció ayer sobre este tema y aseguró que los responsables de la entidad de conservación tendrán que asumir en solitario el refuerzo de la seguridad en torno al pozo que abastece a la urbanización, después de que el vertido haya puesto de relieve las carencias en la vigilancia del mismo. El edil indicó que el Ayuntamiento no puede plantear medidas sobre algo que no es de gestión municipal, igual que «no podemos pagar los gastos de otras asociaciones o empresas». A lo que añadió: «Lo ocurrido tiene que alertar y llamar la atención de los gestores para trabajar para que Emasa asuma la gestión, ya que ahora no está en manos profesionales».

Sobre el apoyo que dos brigadas de la empresa pública han prestado para resolver el problema y hacer análisis, el edil comentó que no se le van a cargar esos gastos, a modo de colaboración entre instituciones. Jiménez se mostró dispuesto a negociar, en las mismas condiciones que el resto de barriadas y urbanizaciones que ya lo han hecho -caso de Colmenarejo- con un pago compartido de las infraestructuras necesarias entre Emasa y los vecinos; aunque recordó que Miraflores tiene una deuda histórica acumulada de un millón de euros, sobre el que la sociedad pública ya tiene una primera sentencia a favor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos