Varios ciudadanos retienen a un hombre que asaltó a una dependienta

La amenazó con el cuello de una botella rota y la golpeó, según la Policía Local, cuyos agentes acabaron deteniendo al sospechoso

ÁLVARO FRÍAS / JUAN CANO MÁLAGA.

Los gritos de la dependienta de una tienda alertaron a varios ciudadanos que pasaban por la calle, tras lo que acudieron en su auxilio. Al final, entre todos, acabaron reteniendo al hombre que, presuntamente, la había agredido y amenazado hasta la llegada de los agentes de la Policía Local, que detuvieron al sospechoso.

Así han asegurado que tuvieron lugar estos hechos desde el propio cuerpo de seguridad local. Ocurrieron el primer fin de semana de este mes de febrero, cuando, sobre las 09.30 horas, la mujer se disponía a abrir la tienda en la que trabaja, situada en calle Nueva, en la capital malagueña.

Cuando había levantado un metro la persiana y accedido al interior para apagar la alarma, el individuo, vecino de Málaga de 48 años, supuestamente aprovechó para entrar detrás de ella. Al verlo, la víctima le dijo que la tienda se encontraba aún cerrada, a lo que, presuntamente, el individuo respondió con suma violencia, sacando de entre sus ropas un cuello de botella roto a la vez que la amenazaba respondiéndole: «¡Cerrada, te mato!», según han explicado desde la Policía Local.

Tras ello, al parecer, mientras continuaba esgrimiendo el cristal, le propinó un fuerte empujón que la hizo caer, dirigiéndose hacia ella nuevamente y propinándole una patada en el costado izquierdo mientras aún estaba en el suelo.

Siempre según las mismas fuentes, ante la agresividad y violencia del individuo, la dependienta, de 31 años, comenzó a gritar y pedir auxilio, alertando con ello a varios viandantes que entraron en el establecimiento. Esto hizo que el individuo huyese a la carrera, siendo seguido por estos junto con la propia víctima.

Una pareja de policías locales que patrullaba a pie por las inmediaciones fue alertada de los hechos por varios ciudadanos. Así, se dirigieron rápidamente hacia el lugar por el que había huido el presunto autor, comprobando que se encontraba retenido en calle Alhondiga por varias personas, entre las que se encontraba la dependienta.

Finalmente, los agentes inmovilizaron y detuvieron al sospechoso, acusado de un presunto delito de robo con violencia e intimidación. Tras el arresto, el individuo fue puesto a disposición judicial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos