Varios cientos de jubilados toman la plaza de la Constitución y claman por pensiones dignas

Los mayores están indignados con la insignificante subida del 0,25% que se ha aplicado este año a las pensiones. /SUR
Los mayores están indignados con la insignificante subida del 0,25% que se ha aplicado este año a las pensiones. / SUR

La concentración forma parte de la oleada de protestas convocadas en treinta ciudades por la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

Los pensionistas han empuñado el hacha de guerra. Hartos de perder poder adquisitivo e indignados ante la perspectiva que se les presenta, con la próxima entrada en vigor del índice de sostenibilidad que supondrá un recorte progresivo de las pensiones públicas, están demostrando una capacidad de movilización que ya quisieran muchos colectivos más organizados. Ayer a mediodía, varios cientos de personas tomaron la plaza de la Constitución de la capital malagueña para clamar por pensiones dignas. Eran jubilados indignados que respondían, como en treinta ciudades españolas, a la convocatoria de la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones, que es una plataforma ajena a partidos políticos y sindicatos.

Más

Según informaron desde la Subdelegación del Gobierno, la convocatoria de ayer en el Centro de Málaga fue realizada por el Colectivo Yayoflautas y registró la asistencia de 240 personas. Durante la protesta no se registró ningún incidente. Representantes de partidos políticos de izquierda acudieron a la cita para apoyar las reivindicaciones de los jubilados. Allí estuvieron, por ejemplo, los concejales de Málaga para la Gente Eduardo Zorrilla y Remedios Ramos, el concejal no adscrito Juanjo Espinosa (vinculado a Podemos) y varios cargos malagueños de Izquierda Unida. En cambio, no se vieron banderas con las siglas de los sindicatos mayoritarios, que están siguiendo su propio calendario de movilizaciones contra el recorte de las pensiones.

Las redes sociales, claves en la difusión de esta convocatoria ajena a partidos y sindicatos

Los propios convocantes se vieron sobrepasados por la respuesta de los jubilados, tanto en Málaga como en las demás ciudades españolas, llegando al extremo en Madrid, donde los manifestantes burlaron la vigilancia policial y rodearon el Congreso. Las redes sociales fueron clave en la difusión de la convocatoria. Zorrilla afirmaba estar «sorprendido» de la cantidad de gente que se concentró ayer en la plaza de la Constitución. «Ojalá estas movilizaciones continúen y crezcan porque la agresión a las pensiones está siendo brutal desde hace muchos años y la pérdida de poder adquisitivo que han sufrido nuestros mayores es tremenda», expresaba, destacando el poder que puede llegar a alcanzar en España este colectivo, cada vez más numeroso, si se lo propone. «Si los jubilados se pusieran de acuerdo a la hora de votar, cambiarían el país», reflexionaba.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos