Los usuarios de patinetes eléctricos piden al Ayuntamiento un cambio de normativa

Uno de los patinetes eléctricos más demandados./Xiaomi
Uno de los patinetes eléctricos más demandados. / Xiaomi

El colectivo, que ha presentado varios escritos ante el Área de Movilidad de la capital, se queja de que no les permitan utilizar el carril bici

Jon Sedano
JON SEDANOMálaga

Los patinetes eléctricos se han puesto de moda. Catalogados dentro de los vehículos de movilidad personal (VMP), tienen un precio reducido, no contaminan y caben en cualquier sitio. Prueba de su auge es que Xiaomi, la empresa china que rivaliza con Apple, agotaba en noviembre todas las unidades que ponía a la venta en sus tiendas de Madrid en menos de un hora. El Xiaomi Mijia M365 es el modelo más demandado por los 'geeks', llenando la red de tutoriales y páginas web dedicadas al vehículo. Ahora, los usuarios de este dispositivo en Málaga, que cuenta en Telegram con canales para las principales ciudades del país y suma más de 2.000 personas en el general, han iniciado una campaña de queja contra el Área de Movilidad del Ayuntamiento de la capital.

“Es injusto que a ciertos vehículos cuyas características técnicas son muy similares a una bicicleta se les prohiba utilizar este tipo de carriles y no suponer un problema a los viandantes”, explica Jose Milán, que en enero de este año ideó el modelo de queja para presentar en el Ayuntamiento que otros han seguido.

Extracto del modelo de queja presentado en el Área de Movilidad.
Extracto del modelo de queja presentado en el Área de Movilidad. / SUR

El uso de este tipo de vehículos, que suelen tener una autonomía de entre 15 y 25 kilómetros y alcanzan velocidades de hasta 25 kilómetros por hora, se está extendiendo por todo el país. Barcelona ha sido una de las ciudades pioneras en regular su normativa. A principios de 2017, con el “objetivo de resolver problemas de convivencia en el espacio público y fomentar una movilidad sostenible”, idearon una serie de regulaciones que permitían a los patinetes utilizar el carril bici. Ahora, la capital catalana vuelve a ser noticia porque una empresa de transporte los ha empezado a utilizar como vehículo en el centro urbano.

Mientras tanto, la normativa malagueña es bastante más restrictiva. En la capital, los patinetes eléctricos, pese a alcanzar velocidades similares a las de las bicicletas, solo pueden ser utilizados por la acera, a la velocidad del peatón. Sus usuarios en cambio tienen clara cuál sería la normativa ideal. José Barranquero, que se compró el VMP de Xiaomi en enero, explica que lo hizo para “poder desplazarse fácilmente por la ciudad sin necesidad de depender de la EMT y sin el azar de buscar aparcamiento para el coche”. Añade que para él lo ideal sería que se les “permitiera utilizar el carril bici junto a poder ir por la acera (siempre con cuidado)”.

Página de la normativa de Barcelona.
Página de la normativa de Barcelona. / SUR

Milán indica que no entiende la regulación de la capital cuando es un vehículo que cuenta con el beneplácito de la Unión Europea: “Cumple con la normativa de la misma al tener características como 250 vatios de potencia, un peso inferior a 13 kilos, una velocidad no superior a 30 kilómetros por hora y unas medidas ajustadas a las legales”.

El debate está sobre la mesa del Área de Movilidad de Málaga. Cada día son más las personas que compran este tipo de vehículos que cuentan ya con una variedad de modelos y marcas que los respaldan, así como con grandes centros comerciales donde se distribuyen. Su uso es legal y está permitido en la capital, pero las limitaciones impuestas hacen que su fin quede bastante mermado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos