Urbanizaciones: una cuestión de números y derechos

La recepción de estos enclaves por parte de los Ayuntamientos representa un importante coste para las arcas públicas, y aunque es tendencia en los últimos años el proceso no está exento de problemas

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Resulta complicado hacer un cálculo concreto de cuántas personas viven en Málaga en una urbanización, aunque –y especialmente cerca de la costa– la proliferación de este tipo de construcciones ha ido en aumento en los últimos años. Sin embargo, desde el principio los residentes han planteado la necesidad de que los ayuntamientos recepcionen todas estas urbanizaciones, lo que supondría un descenso en las cuotas de la comunidad, pero que a su vez el mantenimiento de calles o alumbrado, entre otras cuestiones, recaería en las arcas públicas. Esta «implicación política», como la define el presidente del Colegio de Administradores de Fincas, Fernando Pastor, provoca, por su parte, que cada equipo de gobierno afronte la cuestión de una manera particular.

Noticias relacionadas

Asimismo, resulta imprescindible diferenciar entre una comunidad de propietarios (urbanización), y una entidad urbanística de conservación (EUC). Mientras que los primeros son propietarios de una zona común privativa y por lo tanto que no puede ser usada por terceros (un parque o zona ajardinada), en una entidad urbanística no se posee una propiedad, simplemente se tiene la obligación legal de ser el titular de una propiedad ubicada en un ámbito territorial, de conservar el dominio público, es decir, el parque público junto a su edificio o chalé.

Marbella ha fracasado, de momento, en su intento; aunque Mijas ha puesto en marcha una auditoría para valorar caso a caso y proceder a su recepción

Mijas, uno de los municipios con mayor número de urbanizaciones, ha iniciado en este 2017 un complejo proceso para recepcionarlas, y que en caso de ser exitoso podría servir de modelo para otras localidades. Pocos meses después de que el Consistorio anunciara sus intenciones, hace unas semanas se hizo oficial que la metodología para su estudio y posterior aprobación estará dividida en bloques según el momento en el que fueron levantadas. Tal como pudo saber SUR, la auditoría del estado de las urbanizaciones de Mijas va a establecerse en tres lotes en orden de antigüedad, para así poder dividir el trabajo de forma que el estudio de las mismas se concrete cuanto antes.

En su contexto

500
urbanizaciones suman los dos municipios que más tienen, Mijas y Marbella, aunque ninguna fuente aclara cuántas personas viven allí en total.
Urbanizaciones y EUC
Las urbanizaciones están compuestas por propietarios de una zona común privativa y por lo tanto que no puede ser usada por terceros (un parque o zona ajardinada), mientras que una entidad urbanística no posee una propiedad, simplemente existe la obligación legal de ser el titular de una propiedad ubicada en un ámbito territorial, de conservar el dominio público, es decir, el parque público junto a su edificio o chalé.
Atribuciones
Si un ayuntamiento tomara la determinación de recepcionar una urbanización, se encargaría del alumbrado, el saneamiento, la limpieza y el mantenimiento de los viales.

A este respecto, el alcalde de Mijas, Juan Carlos Maldonado, sostiene que tienen como máximo compromiso con los mijeños la iniciación del proceso de recepción de las urbanizaciones. «Da igual donde vivan nuestros vecinos, deben tener los mismos servicios y derechos que los demás». Tal como señaló el primer edil , resulta necesario el conocimiento de la situación de desarrollo económico y urbanístico de las urbanizaciones para poder obtener los datos exactos y «fasear» la recepción de éstas, aunque en términos presupuestarios el Consistorio no puede ejecutar el proyecto en un solo ejercicio, por lo que una vez se conozca el coste total que supondría esta actuación se podrá marcar una cronología de actuación.

Acciones en Mijas y Marbella

Aunque de momento solo se haya recepcionado el ‘Camping La Cala’, en Mijas ya se realizan acciones paralelas a la recepción, como el ‘Plan de Asfaltado en urbanizaciones 2017’, mediante unas subvenciones en especie con una inversión de 330.000 euros con la intención de mejorar las infraestructuras de estas zonas.

En Marbella, el plan puesto en marcha en 2014 por la alcaldesa Ángeles Muñoz para recepcionar hasta 300 urbanizaciones que el ahora anulado PGOU de 2010 situaba sobre suelo urbano consolidado solo dio unos pasos. Apenas se consiguió que estas zonas fueran incluidas en el Plan de Asfaltado del ejercicio siguiente. La iniciativa fue tumbada por los técnicos de Urbanismo que entendieron, según explica el concejal de Obras, Javier García, que no se pueden recepcionar núcleos que tengan obras de infraestructuras pendientes (que deben ser asumidas por los vecinos). El objetivo del nuevo equipo de gobierno es «empezar a trabajar tanto con Urbanismo como con la Asesoría Jurídica para retomar la iniciativa pero realizando un plan de recepción gradual», explica el edil.

La gran mayoría de estas urbanizaciones se levantaron durante la ‘era Gil’, pero también hay muchas que se construyeron mucho antes, y no disponen de obras de urbanización. La gran mayoría sigue a día de hoy sin red de saneamiento y dependiendo de una fosa séptica; unas características comunes a la mayoría de urbanizaciones de la provincia.

El plan diseñado por el PP hace ya tres años contemplaba la recepción progresiva del mantenimiento de estas 300 urbanizaciones que aún deben asumir los vecinos. Así, para 2015 se programó que el Ayuntamiento asumiría la limpieza viaria, el asfaltado y el acerado. Para 2016 se dejó la recepción de parques y jardines y equipamientos. El anterior gobierno tripartito llegó a reprochar a los populares que ese plan era «inasumible» económicamente para las arcas municipales y planteaba analizar la situación de forma individualizada de cada urbanización afectada.

El trabajo de verificar, precisamente, el estado en el que se encuentran las urbanizaciones de una manera individual es la forma de trabajar que han adoptado en Estepona. El Ayuntamiento recepciona las urbanizaciones una vez que éstas están concluidas en todo su planeamiento. Durante estos seis años de gobierno se han recepcionado todas aquellas que cumplían con la normativa; un total de 15.

La conservación de las mismas corresponde a las entidades urbanísticas de conservación en la que éstas se tienen que constituir. El Ayuntamiento actúa en las zonas e infraestructuras que son públicas.

Aún así, Estepona está llevando a cabo desde hace varios años la recuperación de avales bancarios para ejecutar y completar, con cargo a esas cantidades económicas, sectores de la ciudad que quedaron incompletos porque los promotores no cumplieron con sus obligaciones urbanísticas a la hora de urbanizar estas zonas. Así, se ha actuado en Valle Romano, en Las Mesas, en Nueva Atalaya y en varias zonas del casco urbano (en la actualidad se trabaja en la zona de Huerta Nueva), aunque fuentes municipales no aciertan a calcular qué cantidad exacta se está invirtiendo en estas recepciones parciales.

La problemática en la Costa del Sol oriental es la misma. El Ayuntamiento de Vélez-Málaga está trabajando ya de cara a próximos presupuestos para incluir nuevas entidades urbanísticas de conservación a través de convenios de colaboración para la ejecución de actuaciones, concretamente en zonas entre Benajarafe y Chilches que son las que están más alejadas del centro urbano. En la pasada legislatura, en la que la alcaldía estuvo a cargo del PP, el Ayuntamiento aprobó recepcionar las entidades urbanísticas de Vélez y Torre del Mar, no así las del resto del municipio, muchas de las cuales son históricas y cuentan con graves problemas de urbanización e infraestructuras. La medida afectó a un total de 29 zonas repartidas en Vélez Málaga y Torre del Mar. La operación consistió en suprimir las entidades urbanísticas de conservación de urbanizaciones situadas en el casco urbano y que se encontraban en las inmediaciones de instalaciones municipales. Aunque la idea entonces era asumir el mantenimiento de otras urbanizaciones, sobre todo las ubicadas en pedanías como Chilches, Mezquitilla, Lagos o Benajarafe, hasta la fecha no se ha llevado a cabo nada en este sentido.

De hecho, hay vecinos que se quejan de que por parte del Ayuntamiento no se esté avanzando en esta línea, ni tampoco en la subsanación de las deficiencias existentes. Entienden que pagan todos sus impuestos y el Ayuntamiento no hace frente a ninguna obligación. Es más, exigen obras de urbanización millonarias que los vecinos dicen que no pueden asumir.

En Rincón, sólo Añoreta

En Rincón de la Victoria la única gran urbanización que está recepcionada por el Ayuntamiento es Añoreta, construida hace más de 30 años y donde viven unos 3.000 vecinos, desde el verano de 2014. La urbanización Parque Victoria, al norte de La Cala del Moral, está pendiente de un recurso judicial interpuesto por el Consistorio en el verano de 2013, al considerar que el acta de recepción firmada en 2010 fue incumplida por los promotores.

En Nerja hay una veintena de urbanizaciones pendientes de recepcionar. Hace una década se firmó un convenio con la asociación de comunidades por el cual los vecinos debían ejecutar obras de reurbanización, y una vez realizadas, el Ayuntamiento asumía la titularidad de los viales. Este año se ha ejecutado este acuerdo en la urbanización Tropicana, con unos 500 vecinos, y hay en marcha varios proyectos más en otras zonas residenciales del municipio. En Torrox el problema también es importante en varias zonas, especialmente en núcleos de viviendas rurales aisladas, que carecen de saneamiento ni de alumbrado, por lo que se está tratando de buscar soluciones financiando obras de mejora a través de fondos de la Diputación.

En esta información han colaborado : Charo Márquez, Mónica Pérez, Eugenio Cabezas y Agustín Peláez.

Fotos

Vídeos