Urbanismo inicia los trámites para soterrar la alta tensión en El Romeral

Torres de alta tensión en la zona de El Romeral. /J. M. A.
Torres de alta tensión en la zona de El Romeral. / J. M. A.

El Ayuntamiento contrata la elaboración del proyecto para introducir bajo tierra los tendidos eléctricos que cruzan El Cónsul y El Viso

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Una de las demandas vecinales más repetidas en los últimos años empieza a tener respuesta por parte del equipo de gobierno en el Ayuntamiento de la capital. Han pasado unas dos décadas desde que la ciudad dio el estirón por las nuevas barriadas de El Romeral y El Cónsul, generando nuevas zonas de encuentro ciudadano en las que florecieron numerosos negocios de hostelería. Sin embargo, aquella expansión demográfica no estuvo acompañada de las medidas necesarias para desmantelar los tendidos aéreos de alta tensión que todavía cruzan calles y avenidas muy transitadas, procedentes de la subestación eléctrica de Los Ramos, en el Puerto de la Torre.

Han sido varias las mociones aprobadas por el pleno del Ayuntamiento para reducir y compactar esa subestación, y llevar a cabo proyectos de soterramiento de las líneas de alta tensión que parten de ella. Sin embargo, esas iniciativas políticas, como la presentada por Ciudadanos en noviembre del año pasado, que contó con el apoyo unánime de todos los grupos políticos, no han pasado todavía de la voluntad a los hechos.

No obstante, algo se está moviendo ya para que se pongan en marcha medidas encaminadas a retirar tendidos eléctricos que muchos consideran un auténtico peligro junto a bloques de pisos, colegios y naves comerciales. Así, la Gerencia Municipal de Urbanismo ha contratado a la empresa Elecnor para que redacte el proyecto de soterramiento de la línea aérea de alta tensión de 66 kilovoltios, con doble circuito unificado, que parte de la subestación de Los Ramos, enlaza con la de Visos y llega hasta la de Polígonos.

Trazado

Este trabajo, que fue adjudicado hace algunos meses por un importe de 9.372 euros, servirá para definir las características y los costes de un proyecto que está contenido en el vigente Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU), aprobado en 2011, en el apartado de infraestructuras básicas. En este documento de ordenación de la ciudad se señala que esta línea de alta tensión se soterrará desde la calle Navarro Ledesma –ya posee un trazado subterráneo en los primeros tramos desde que arranca en la subestación de Los Ramos– hasta el haz de vías ferroviarias, junto a los suelos que albergarán en un futuro la urbanización de Sánchez Blanca.

De este modo, quedaría soterrado el tendido eléctrico que todavía atraviesa calles de El Cónsul y El Romeral como Andrómeda y Demóstenes, junto al Hospital Clínico. Asimismo, también se soterraría el trazado por la avenida de Washington y el tramo de entrada y salida a la subestación eléctrica denominada ‘Visos’. «El tramo que va desde las vías del tren hasta Polígonos se mantendrá aéreo por el momento», señala el PGOU.

En los últimos años han sido numerosas las quejas vecinales recabadas por este periódico respecto a la presencia de las torretas del cableado eléctrico en las avenidas de El Cónsul, junto a viviendas y centros escolares. La elaboración del proyecto de soterramiento por parte de la Gerencia Municipal de Urbanismo permitirá al menos disponer de una herramienta para conocer las características y el presupuesto de esta actuación, que se estima bastante elevado, por lo que su ejecución podría demorarse en el tiempo y obligará al Ayuntamiento a reservar partidas presupuestarias en varias anualidades. El PGOU contempla varias actuaciones en otras zonas de la ciudad con el objetivo de «eliminar todos los tramos aéreos existentes en el tejido urbano y urbanizable».

Fotos

Vídeos