Urbanismo exige a Unicaja que «esté a la altura» y pague su parte del convenio de Sánchez Blanca

Recreación de la urbanización de más de tres mil viviendas prevista en los suelos de Sánchez Blanca. :: sur/
Recreación de la urbanización de más de tres mil viviendas prevista en los suelos de Sánchez Blanca. :: sur

El Ayuntamiento baraja medidas de apremio para cobrar la deuda que reclama a una promotora y a la entidad financiera, con la que sigue negociando

JESÚS HINOJOSA MÁLAGA.

El Ayuntamiento tiene actualmente en Unicaja y la inmobiliaria madrileña Andria dos de sus principales deudores a cuenta del convenio asociado a la urbanización por desarrollar en la zona de Sánchez Blanca, unos suelos entre Intelhorce y Los Prados donde está previsto construir 3.443 viviendas. Como informó este periódico el pasado viernes, GIA (Gestión de Inmuebles Adquiridos), el brazo inmobiliario de Unicaja que ostenta el 82% de los derechos edificatorios en Sánchez Blanca, y la promotora Andria adeudan más de 43 millones de euros a las arcas municipales por esta operación urbanística, una suma en la que están incluidos los intereses generados desde 2004 para la cantidad pendiente de 28,4 millones de euros, que deberían haber abonado antes del pasado 3 de mayo. Así lo pactaron GIA y Andria con el Consistorio en una revisión del convenio urbanístico de Sánchez Blanca firmada en 2011, hace seis años.

El pasado mes de abril, la Gerencia Municipal de Urbanismo exigió a GIA y Andria el pago de esta deuda, a lo que ambas promotoras han contestado con sendas alegaciones en las que no solo rechazan abonar las cantidades pendientes que les corresponden, sino que reclaman al Ayuntamiento que se anule el convenio y les devuelva la parte proporcional de los 26,7 millones de euros que el Consistorio ingresó años atrás por este acuerdo, cuando el grupo Prasa era el principal promotor de esta operación, gestada en el 'boom' inmobiliario.

El concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, admitió que, después de un año de conversaciones con Unicaja y Andria, no se ha alcanzado acuerdo alguno y recordó que la deuda de ambas entidades «no es con la Gerencia de Urbanismo, es una deuda con la ciudad». «Espero que el grupo GIA, en este caso Unicaja, que es una entidad bancaria seria, esté a la altura de lo que debe estar y pague lo que le debe a esta ciudad, o intente de alguna manera sentarse con nosotros a buscar cualquier tipo de acuerdo», declaró Pomares.

Respecto a los mecanismos de que dispone el Ayuntamiento para ejercer su derecho al cobro de la deuda pendiente, el concejal admitió que existen dos opciones. Una de ellas es «ir directamente a la vía de apremio», dijo. Ello implica -como ha ocurrido con el caso de la deuda de más de cinco millones de euros de la promotora del hotel de Moneo para Hoyo de Esparteros, también por un convenio- trasladar el asunto a Gestión Tributaria para que inicie la fase correspondiente de notificación y medidas recaudatorias que, llegado el caso, podrían llegar a actuaciones de embargo para cobrar el débito.

Reparcelación forzosa

La otra alternativa es poner en marcha un procedimiento de reparcelación forzosa por el que el Ayuntamiento se quedaría con parte de los derechos edificatorios que les corresponden a las promotoras en Sánchez Blanca, valorados en la deuda pendiente. «Yo creo que en ambos casos va a perder Unicaja, pero hemos estado un año sentados y hasta ahora no han sido capaces de poner sobre la mesa una posibilidad de acuerdo que no llegara a esta vía de apremio o reparcelación», apuntó Pomares.

No obstante, aseguró que la Gerencia de Urbanismo «tiene las puertas abiertas para sentarse y seguir hablando lo que sea necesario». Este periódico trató sin éxito de recabar un pronunciamiento oficial de Unicaja al respecto. No obstante, según ha podido conocer, las negociaciones entre GIA, Andria y Urbanismo para concretar el futuro del convenio siguen aún abiertas, y existe predisposición por parte de la entidad financiera para darle una solución de mutuo acuerdo. «Judicializar este tema no es la solución y creo que se han equivocado muy rotundamente al no pagar durante seis años lo que se nos debe», añadió, por su parte, el edil.

Fotos

Vídeos