Urbanismo baraja revestir el túnel de la Alcazaba para reducir el ruido en su interior

En el túnel que conecta la plaza de la Merced con el Parque se alcanzan más de cien decibelios. /Fran Acevedo
En el túnel que conecta la plaza de la Merced con el Parque se alcanzan más de cien decibelios. / Fran Acevedo

El Ayuntamiento descarta canalizar el tránsito peatonal por un pasillo aislado, como propuso un estudio de la UMA, por motivos de seguridad

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Tras años de estudios y propuestas, el Ayuntamiento tiene en la agenda de las obras que acometerá a corto plazo con cargo a fondos europeos una actuación que sirva para reducir los niveles de ruido que se alcanzan en el túnel que conecta el paseo del Parque con la plaza de la Merced y que utilizan a diario miles de vehículos y de peatones. El proyecto forma parte del paquete de medidas que se van a financiar con la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi) que promueve el Servicio de Programas Europeos del Ayuntamiento, y ya está siendo analizado por parte de los técnicos de la Gerencia Municipal de Urbanismo.

Según expusieron algunos de ellos en un reciente encuentro con vecinos para exponerles las intervenciones que se financiarán en un 80% con cargo a los fondos Edusi, esta actuación se está planteando en dos vertientes. Por un lado, tomar medidas para regular el tráfico de manera que disminuya la velocidad que toman los vehículos que utilizan los dos carriles por sentido con que cuenta este túnel de la Alcazaba, de más de 250 metros de longitud. Y, por otro, aplicar a las paredes un revestimiento de paneles fonoabsorbentes, hasta un nivel de entre tres y seis metros de altura, que podrían contribuir a reducir los niveles de ruido.

No obstante, los técnicos del departamento de Arquitectura e Infraestructuras presentes en la reunión vecinal admitieron que esos paneles que absorben el ruido tienen las desventaja de que son «muy frágiles y delicados», por lo que se corre el riesgo de que se rompan con el paso del tiempo. Por ello, apostaron por aplicarlos no solo a las paredes interiores del túnel, sino también a las barandillas que separan las aceras de los carriles para el tráfico.

Proyectan reducir la velocidad del tráfico y colocar paneles fonoabsorbentes

El Ayuntamiento tiene reservada una partida de unos 150.000 euros para esta actuación que, no obstante, podría requerir una mayor inversión, según admitieron los responsables municipales en la citada reunión. Lo que sí parece por el momento descartada es la posibilidad apuntada años atrás por algunos estudios de aislar las aceras con unas pantallas que las separen de la calzada. «No es factible cerrar las aceras por motivos de seguridad y mantenimiento», apuntaron los técnicos de Urbanismo, que de este modo no comparten la idea lanzada hace tres años por una estudiante del Máster de Ingeniería Acústica de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Telecomunicación de la Universidad de Málaga, que llegó a ser premiada por su trabajo de fin de estudios.

La propuesta de esta ingeniera, llamada Inés Aragüez del Corral y que fue galardonada con el premio ‘Con D de descanso’ que otorga la organización Abogado del Ruido en colaboración con el Observatorio del Ruido, pasaba por la realización de un pasillo aislado que separe el recorrido para los peatones de los carriles para vehículos. Este pasillo incluiría un carril bici y sus paredes podrían emplearse como zona expositiva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos