Urbanismo baraja que la calle Álamos sea solo para autobuses y taxis

El Ayuntamiento quiere suprimir el tráfico de paso hacia la Merced por el eje de Carretería y Álamos/
El Ayuntamiento quiere suprimir el tráfico de paso hacia la Merced por el eje de Carretería y Álamos

Vecinos exigen que la reurbanización del eje de Carretería no implique que los nuevos espacios peatonales sean tomados por las mesas de los bares

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

El Ayuntamiento ha empezado a esbozar una nueva operación urbanística que vendrá a restar tráfico del Centro para incrementar sus espacios peatonales. Se trata del proyecto para reurbanizar el eje que constituyen las calles Carretería y Álamos, que dejarán de ejercer como ‘ronda’ del casco antiguo. Esta actuación, valorada en cuatro millones de euros y que será financiada en un 80% con fondos europeos de la llamada Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi), pretende que ambas vías dejen de canalizar el tráfico de paso hacia la plaza de la Merced hasta el punto de que la Gerencia Municipal de Urbanismo y el Área de Movilidad barajan que la calle Álamos quede solo para autobuses y taxis.

Así lo expresaron ayer técnicos de Urbanismo en la reunión mantenida con vecinos en el distrito Centro para analizar los proyectos que se van a beneficiar de los fondos Edusi, coordinados por el Servicio de Programas Europeos. Urbanismo ha encargado un estudio de tráfico para este proyecto que maneja hasta seis alternativas para hacer posible la semipeatonalización de Álamos, de manera de quede solo para el transporte público. Una de las opciones que se han barajado hasta ahora es que la calle Ollerías cambie de sentido para que sirva de salida de aquellos vehículos que sigan pasando por Carretería, donde aceras y calzada quedarán al mismo nivel, al igual que en Álamos, como sucede en Cárcer y Casapalma. Lo que parece claro es que no podrán continuar hacia la plaza de la Merced.

Residentes

Los técnicos de Urbanismo aseguraron que se están estudiando también recorridos para garantizar el acceso de los residentes. No obstante, algunos de ellos mostraron ayer sus críticas al proyecto en la reunión. «Se nos está expulsando del Centro, que se está convirtiendo en una cárcel», expuso Antonio César Muñoz, de la asociación de vecinos Málaga Centro. Por su parte, Francisco Cano, de la asociación de vecinos y comerciantes de Andrés Pérez y Carretería, advirtió que, con el proyecto para restringir el tráfico privado en esta última vía, «se va a llenar de mesas y sillas de los bares». «Se dijo que no se iban a poner terrazas en la calle Cárcer y no ha sido así», remarcó. «Tenéis toda la razón», le respondió Pedro Marín, responsable de programas europeos. Los vecinos pidieron que, a la siguiente reunión sobre este proyecto, acudan responsables del área de Vía Pública para abordar el asunto de las terrazas.

Desde Urbanismo aclararon que no está previsto colocar pilonas retráctiles para controlar el paso de coches por Álamos, y que es posible que se opte por un sistema de lectura de matrículas para sancionar a los vehículos no autorizados a recorrerla. La intención del Ayuntamiento es que las obras de Carretería y Álamos arranquen tras el verano del año que viene. Otras actuaciones Edusi son la peatonalización de un tramo de la calle Trinidad Grund y medidas para reducir el nivel de ruido en el interior del túnel de la Alcazaba.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos