La Universidad de Málaga se pone a la vanguardia de la investigación en Domótica

Rafael Guzmán, Francisco Guzmán y Salvador Merino, en la sede del nuevo instituto. :: álvaro cabrera/
Rafael Guzmán, Francisco Guzmán y Salvador Merino, en la sede del nuevo instituto. :: álvaro cabrera

El primer instituto universitario de Andalucía tendrá sede en la UMA y se marca como objetivo avanzar en proyectos de eficiencia energética

FRANCISCO GUTIÉRREZ MÁLAGA.

El primer instituto universitario de la UMA después de diez años ha visto la luz. Llega de la mano de uno de los equipos de investigación punteros de la Universidad de Málaga, como avalan sus 16 patentes o el hecho de que la organización KNX, estándar mundial en tecnologías para control de viviendas y edificios, número uno en Europa y China, haya elegido este laboratorio como centro de formación homologado.

Aunque la creación de este nuevo instituto se aprobó ayer en junta de gobierno, hace unas semanas que ocupan la tercera planta del edificio de investigación Ada Byron, en la ampliación de Teatinos. El instituto estará dirigido por el profesor Francisco Guzmán, director del máster en Domótica. El subdirector es Salvador Merino y Rafael Guzmán será el secretario.

El instituto cuenta con 36 profesores, de seis especialidades distintas, desde Filosofía, Ciencias de la Salud o Derecho, a los de Ingenierías. Sus responsables aseguraron que el instituto nace «con unas expectativas muy grandes». Se apoyan, por ejemplo, en los datos de su máster en Domótica, que llega a su quinta edición y con una inserción laboral «por encima del 100 por cien, porque nos llegan ofertas de trabajo que no podemos satisfacer». También las diez patentes con que cuenta el grupo, o los proyectos de investigación a nivel europeo que van a coordinar desde Málaga.

El instituto nace con el aval de la Agencia Andaluza de la Energía y el apoyo de las empresas que financian el laboratorio de Domótica de la UMA, uno de los más importantes a nivel nacional y Europeo, centro de referencia para muchas multinacionales, que envían aquí sus productos para ser testados antes de lanzarlos al mercado. El instituto asesorará a la Junta en materia de eficiencia energética y, como hasta ahora, «estaremos muy cerca de las empresas para aportar soluciones a sus problemas», señaló Francisco Guzmán.

Otra vertiente del instituto será la formación. Sus responsables anuncian cursos específicos para los instaladores y trabajarán también en una legislación concreta para certificar las instalaciones domóticas, similar a lo que se hace ahora con las instalaciones eléctricas. En definitiva, afirmó Francisco Guzmán, servir de apoyo a las empresas del entorno, que por medio de unos profesionales cualificados y una tecnología única tienen los recursos en I+D+i que pueden hacerlas más competitivas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos