Último trámite para el puente peatonal sobre el Guadalhorce

Recreación del puente de madera, de 260 metros de longitud./SUR
Recreación del puente de madera, de 260 metros de longitud. / SUR

La Junta saca a información pública el estudio ambiental de la pasarela de madera que financian Ayuntamiento y Diputación

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Después de tres años de trámites y varias modificaciones del proyecto, el puente peatonal previsto por Ayuntamiento de Málaga y Diputación en la desembocadura del Guadalhorce podría ser una realidad en el primer semestre de 2018. El último paso que queda pendiente antes de que la construcción de esta pasarela de madera de 260 metros pueda salir a concurso lo acaba de dar la Junta de Andalucía, al sacar a información pública el estudio de impacto ambiental para que se puedan presentar alegaciones durante las próximas tres semanas.

Un trámite que se produce después de que a finales de septiembre la Delegación Territorial de Medio Ambiente diera luz verde a esta infraestructura diseñada sobre el brazo oriental de la desembocadura (en el occidental se aprovechará un antiguo puente del ferrocarril) tras salvar los escollos sobre el riesgo de inundaciones y la afección al paraje natural.

Aunque los plazos a partir de ahora dependerán de las alegaciones que se puedan presentar, tanto en la Administración autonómica como en la municipal confían en que el expediente puede quedar finiquitado ante de que acabe el año.

El proyecto, que formará parte de la Senda Litoral que promueve la Diputación para enlazar a través de un recorrido transitable para viandantes y ciclistas los 180 kilómetros de costa que separan Manilva y Nerja, requiere una inversión de 1,5 millones de euros (cofinanciados al 50% por Ayuntamiento y Diputación) y se estima un plazo de ejecución de dos meses y medio.

Fotos

Vídeos