Un tropezón asegurado

Un tropezón asegurado
COSAS DE LA CIUDAD

El suelo de los Jardines Picasso está totalmente resquebrajado por las raíces de los árboles

PATRICIA PINEDA

Estos jardines no son recomendables para quienes no puedan caminar con soltura. Y es que, andar por aquí es ganarse un tropezón asegurado. Tampoco es el lugar más seguro para que los niños jueguen, aunque cuente con un parque infantil bastante grande. ¿El motivo? En el suelo de los Jardines Picasso han empezado a formarse grandes grietas, la mayoría de ellas ocasionadas por las raíces de los árboles, que han crecido bastante, adquiriendo un gran tamaño. El suelo está totalmente resquebrajado, y como se aprecia en la foto, las grietas son enormes. Algunas incluso del mismo tamaño que un pie.

Los jardines Picasso ocupan una superficie de unos 16.000 metros cuadrados, y están formados por zonas verdes en su gran mayoría. Este parque incluye árboles bastante grandes como los ficus, que son los principales culpables, junto a otros, de las grietas que encontramos. Estos ficus llegan a medir hasta 16 metros de altura, y pueden alcanzar más de seis metros de raíz independizada. Y aunque es totalmente natural que las raíces crezcan, las grandes grietas ocasionan un peligro para los niños.

Otra de las cosas que se pueden encontrar en estos amplios jardines, y ya no sirve culpar a la naturaleza, son los boquetes de los sistemas de riegos sin tapar, como se muestra en la foto. Estos se hallan repartidos por todo el parque, sobre todo en las zonas de los jardines. De nuevo un gran peligro para los más pequeños, que al jugar no entienden de limitaciones y corretean por el césped, pudiendo acabar con un pie dentro de estos sistemas de riego, ocasionando una lesión.

A muchos malagueños les cuesta entender cómo unos jardines tan conocidos y próximos al centro pueden estar tan descuidados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos