Trinidad: la zona azul arranca con polémica

Las máquinas del SARE ya están funcionando en las calles de la Trinidad./
Las máquinas del SARE ya están funcionando en las calles de la Trinidad.
COSAS DE LA CIUDAD

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

La implantación de la zona azul para aparcamientos regulados en las calles de la Trinidad ha arrancado esta semana, aunque muchos comerciantes se quejan porque se sienten perjudicados por esta medida. «No han tenido en cuenta el sentir mayoritario de los comerciantes ni de todos los vecinos, y eso es lo que hemos hecho ver en la reunión que mantuvimos este mismo lunes con el alcalde, que nos ha recibido», indica Alfonso Manuel Luján, que dice hablar en representación de los comerciantes de la zona Trinidad-Centro, y que asegura que más del 80 por ciento de los comercios de la zona no están de acuerdo con la implantación del SARE. «La asociación de vecinos no nos ha consultado, y la mayoría de los comercios estamos en contra porque esto no es bueno ni para nosotros, ni para los que aquí trabajan ni para nuestros clientes, que ahora tienen que pagar por estacionar en la zona», señala. Según indica, «este es un barrio con colegios, hospitales, organismos oficiales, como la Comandancia de la Guardia Civil, cuyo personal ahora va a tener que pagar por aparcar aquí, y eso lo vamos a notar en los comercios». Y apunta que algunas empresas, como Garnacho, se están planteando marcharse del barrio. Operarios de la Sociedad Municipal de Aparcamientos y Servicios de Málaga vigilaban ayer las zonas de aparcamiento regulado e informaban a los usuarios del establecimiento del SARE en la zona. Para paliar el perjuicio a los negocios con flota de coches, el Ayuntamiento ha anunciado que ampliará las zonas de carga y descarga.

La valla corta el paso.
La valla corta el paso.

Plaza de Toros Vieja: unas vallas que impiden el paso

Unas vallas colocadas en la acera de la calle Plaza de Toros Vieja delante de un edificio en obras impiden el paso de los peatones, según advierte un ciudadano, que se queja del tiempo que lleva ese obstáculo en ese lugar, por lo que los peatones deben pasar por la calzada al ver interrumpido su trayecto. «Así es de 'fácil' ir por esta acera de calle plaza de Toros Vieja frente iglesia del Carmen y Mercado municipal», escribe. «Los niños, ancianos y resto de personas obligados a prescindir de esta acera, por una obra parada desde hace meses y meses. Por favor, ayuda para que el concejal de Movilidad lo vea y lo arregle... Que «paciencia» derrocha la ciudadanía...», concluye.

La obra en cuestión debía haber finalizado en 2015, según reza el cartel de su licencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos