Tres centros para una formación diez

Una de las clases del Instituto Superior de Ciencias Religiosas (ISCR) San Pablo. :: sur/
Una de las clases del Instituto Superior de Ciencias Religiosas (ISCR) San Pablo. :: sur

El programa de estas clases está dirigido a la enseñanza teológica de seglares y profesores de Religión El curso arranca en un par de semanas en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas San Pablo, el Seminario Diocesano y la Escuela Teológica San Manuel González

ENCARNI LLAMAS MÁLAGA.

El lunes pasado, miles de escolares de la ciudad comenzaron el nuevo curso. Los universitarios también están a la espera de comenzar las clases. El próximo 2 de octubre lo harán los alumnos del Instituto Superior de Ciencias Religiosas (ISCR) San Pablo, uno de los Centros Teológicos de la Diócesis, junto con el Seminario Diocesano y la Escuela Teológica San Manuel González.

Del 11 de septiembre al 16 de octubre está abierto el plazo de matriculación para cursar el Bachiller y la Licenciatura en Ciencias Religiosas. Una de sus alumnas, Beatriz Moreno se matriculó por primera vez, en dicho centro, en el curso 2013-2014. Ese año solo eligió una asignatura, porque tenía que ver cómo organizar trabajo, familia y estudios. Las asignaturas le engancharon y, el pasado mes de junio acabó el Grado en Ciencias Religiosas.

«Yo estudié la licenciatura en Filosofía y, en realidad, lo que buscaba eran soluciones existenciales, la fundamentación última de la vida del hombre y la trascendencia», afirma Beatriz, «cuando acabé sentí, no un vacío de contenido, sino un vacío existencial: lo que me faltaba era ese eslabón que encajara todas las piezas del puzzle de la vida del hombre. Y ese eslabón es Cristo. Es por ello que decidí estudiar el Grado de Ciencias Religiosas. Mi experiencia en el ISCR San Pablo ha sido bastante gratificante y positiva. En este centro no solo se imparte el contenido académico, sino que se comparte una relación de fe y vida, de compañerismo, de empatía entre profesores y alumnos y, sobre todo, esa finalidad cumplida de dar razones de nuestra fe y estar preparados para llevar ese mensaje de la buena noticia a toda la gente. Por eso, desde aquí invito a todas las personas que estén interesadas, a que inicien esta experiencia buena, emotiva y gratificante del ISCR San Pablo».

Beatriz Moreno: «En el ISCR no solo se imparte contenido académico, sino que se comparte una relación de fe y vida»

Otros 1.586 alumnos más han pasado por las aulas del ISCR San Pablo en sus años de docencia, de los que 412 se matricularon como oyentes. Han obtenido el Bachiller en Ciencias Religiosas 125 alumnos y 49 la Licenciatura.

Uno de los objetivos principales del ISCR San Pablo es promover la formación teológica de los seglares que así lo deseen además, también proporciona a los profesores de Religión de los centros educativos la cualificación adecuada. Las clases se desarrollan por las tardes, de lunes a jueves, en la sede del Instituto, en calle Santa María, 20, lo que facilita la conciliación con la vida laboral y familiar.

El ISCR San Pablo acaba de cumplir 20 años de docencia, desde que iniciara su actividad académica el curso 1996/97. Fue erigido por la Congregación Católica, el 6 de agosto de 1996, tras el dictamen favorable de la Conferencia Episcopal Española, el 18 de abril de 1996. La Congregación para la Educación Católica aprobó la refundación del mismo, sus estatutos y su plan de estudios el 17 de enero de 2011.

Escuela Teológica

Otro de los Centros Teológicos de la Diócesis de Málaga es la Escuela Teológica San Manuel González, que comenzó su andadura durante el curso 1989-90, promovida por las delegaciones diocesanas de Apostolado Seglar y de Catequesis. En sus 27 años de andadura han realizado el ciclo completo de formación 1.140 alumnos.

Esta escuela ofrece una formación muy completa destinada, sobre todo a los seglares que colaboran en las miles de tareas de la Iglesia de Málaga. Para facilitar el acceso a esta formación, la Escuela ha diversificado sus sedes y está presente en Antequera, Málaga, Marbella, Melilla, Mijas-Costa, Ronda y Torre del Mar.

Vicente Jaime Corripio tiene 70 años y ha participado, en los últimos tres años, en el curso de formación de la Escuela Teológica San Manuel González, en su sede de Málaga. Afirma que se matriculó «porque encontré en mi parroquia, San Ramón Nonato, un díptico con la información y me entusiasmé. Me fui a la sede a informarme de todo y me matriculé. Para mí ha sido una experiencia fabulosa. Lo que más me ha gustado, además de todo lo que hemos recibido de formación, es el compañerismo que hemos tenido y la metodología que hemos seguido. Hemos sido un equipo. Mi fe se ha hecho más fuerte en la Escuela Teológica, me ha hecho estar más cerca de Dios, por eso la recomiendo».

Además de estos tres centros, la Iglesia de Málaga está atenta a los temas de actualidad sobre los que se demanda una respuesta. Es por ello que se organizan diversos cursos sobre temas concretos, por ejemplo el ecumenismo y el diálogo Interreligioso.

Fotos

Vídeos