Un trampolín hacia otras metas profesionales

Estas becas de intercambio internacional son un 'trampolín' hacia otras metas profesionales, ya sea continuando en la investigación o pasando a la actividad profesional. Es el caso de Rafael García Garrido, de 26 años y natural de Alhaurín de la Torre, que tras su paso por Hong Kong está haciendo su tesis doctoral en la Universidad de Montpellier. Su experiencia «tanto profesional como personal en Hong Kong ha sido muy buena», afirma. Hizo el grado en Ingeniería Química y luego el máster. «Gracias a Olga supe de las becas de Eurasiacat para hacer un 'internship' de unos 10 meses en la Hong Kong University of Science and Technology, pensé que era una buena oportunidad para conocer otra cultura, mejorar mi nivel de inglés y trabajar en una de las mejores universidades del mundo». Ha trabajado en un proyecto para prevenir infecciones adquiridas en los hospitales, que ya se está aplicando. El doctorado está enfocado en fabricación y caracterización de catalizadores para la producción de hidrógeno, además de optimizar dicha producción para alimentar pilas de combustible. Si Rafael se ha embarcado en su tesis doctoral, Javier en cambio está trabajando, en una empresa de ahumados instalada en el PTA. Es graduado en Ingeniería Química y en Taiwan hizo su trabajo fin de máster. Nada más regresar, en agosto, encontró trabajo, en el control de calidad de la empresa. Considera que su experiencia internacional le ha servido a la hora de ser seleccionado. Y ahora los compañeros que están a punto de salir no dejan de preguntarle por el país, las comidas o los compañeros y tutores. Destaca la amabilidad de los compañeros asitáticos y su disposición a prestarles todo tipo de ayuda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos