De la Torre sigue sin despejar el futuro de Limasa pese a su idea de municipalizar

Ciudadanos inició ayer una campaña para defender la privatización de Limasa. :: sur/
Ciudadanos inició ayer una campaña para defender la privatización de Limasa. :: sur

El alcalde no acaba de convencer a sus propios concejales que apuestan por privatizar mientras Ciudadanos le presiona con los presupuestos para que decida ya

FRANCISCO JIMÉNEZ / ANA PÉREZ-BRYAN MÁLAGA.

La falta de definición del alcalde a la hora de despejar el futuro de Limasa, cuyo contrato está prorrogado desde mediados de abril, empieza a agotar la paciencia de su socio de investidura. El grupo municipal de Ciudadanos insistió ayer en tratar de hacer valer su posición en la Casona del Parque para meterle presión a Francisco de la Torre instándole a que decida de una vez qué va a hacer con el servicio de limpieza y recogida de residuos si quiere empezar a negociar los presupuestos de 2018. De la Torre lo tiene claro desde comienzos de año, y su idea es la de municipalizar al igual que defienden los grupos de izquierdas, pero a día de hoy sigue dilatando el paso porque el freno lo tiene en su propio equipo de gobierno, ya que la mayoría de sus concejales se decantan por todo lo contrario: dejar el servicio en manos privadas.

Preguntado ayer, el regidor volvía a asegurar que «será cuanto antes». «Necesito que el diálogo con los concejales de mi grupo siga avanzando y tengamos el máximo consenso posible. Estoy tratando de que haya ese consenso», reiteraba. Sin embargo, la realidad a día de hoy es que en los últimos meses no ha habido ninguna reunión con sus ediles para abordar el asunto en profundidad y tratar de zanjar el debate interno. Así lo confirmaron ayer a este periódico varios miembros del equipo de gobierno.

Donde no dejan lugar a la duda es en Ciudadanos, que apuestan abiertamente por la privatización total (ahora es del 51%) y la división del contrato en lotes para que sean varias empresas las que presten el servicio. Aún así, desde la formación naranja aseguran que a estas alturas se conforman ya con que se ponga fin a la indefinición actual. «El control público ha fallado. Nadie está contento y encima tenemos una prórroga que está disparando los costes ya de por sí altos (el presupuesto anual es de 90 millones). Creemos con sinceridad que la mejor opción es privatizar, y por eso tendemos la mano a De la Torre para que externalice sin complejos, pero si prefiere unirse a la izquierda para hacerla pública que lo haga, seremos leales», afirmó el portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá.

«Habrá una decisión cuanto antes», reiteraba ayer el regidor sin dar plazos Cassá: «La mejor opción es privatizar, pero si prefiere hacerla pública seremos leales»

Campaña de Ciudadanos

Una mano tendida, pero metiéndole prisa y presión para que despeje ya la incógnita. «Hemos sido muy claros y no nos vamos a sentar a negociar los presupuestos del año que viene hasta que tome una decisión», remarcó durante la presentación de una campaña en redes sociales a favor de la privatización en la que el grupo naranja expone hasta diez motivos que, desde su punto de vista, avalarían su apuesta por una Limasa cien por cien privada. Siempre según su criterio, serían los siguientes: fracaso del control público; la posibilidad de descontar dinero a la empresa si no cumple; la modernización de la flota sería financiada por los privados; la experiencia de empresas del sector; la competencia que generaría la división en lotes; la especialización en servicios como mercados, playas y polígonos; el fin del canon de asistencia técnica y de «facturas opacas»; sacarle más partido a la planta de tratamiento de residuos; el gasto sería «apenas un 3% más que siendo pública»; y la supresión de los puestos hereditarios.

Por su parte, De la Torre descartaba hablar de plazos (el último que se marcó fue septiembre) y se limitaba a asegurar que «habrá una decisión cuanto antes» y a tratar de restarle trascendencia a la amenaza de su socio de investidura. «Aparte de que haya o no presupuestos, que estoy convencido de que los habrá porque habrá decisión, lo que me preocupa a mí es que Limasa III funcione lo mejor posible», afirmó. En este sentido, incidió en la necesidad de «mejorar ya» la calidad del servicio independientemente del futuro modelo de gestión. No en vano, tanto si se opta por una Limasa pública como por una privatización total, los trámites se comerían varios meses más. «No podemos estar pendientes de qué va a pasar, sino que tenemos la responsabilidad de que la sensación de mejora sea una realidad en toda la ciudad y ése es mi compromiso», reiteró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos