De la Torre no garantiza el número dos para Bendodo en la lista de las elecciones municipales

Manuel Castillo durante la entrevista a Francisco de la Torre, donde hubo una conexión en directo con Rosa Francia. / Foto: Salvador Salas | Vídeo: 101TV

El alcalde de Málaga no aclara que el modelo híbrido sea el definitivo para Limasa y dice que la ciudad está «aceptablemente limpia, aunque mejorable»

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Francisco de la Torre, candidato del PP a la Alcaldía de Málaga en las elecciones municipales de junio de 2019, no garantizó anoche que Elías Bendodo, presidente de los populares y al que se le sitúa como su 'delfín', vaya como número dos en la lista a esos comicios. «Puede ir de dos o no», afirmó el regidor de la capital durante su participación en el programa 'La Alameda', que se emite en la televisión local privada 101TV en colaboración con SUR y presentado por el director de este periódico, Manuel Castillo. Sometido a las preguntas de los periodistas Javier Recio, subdirector de SUR; Ana Barreales, jefa de Local del diario; José Manuel Atencia, director de contenidos de SER Málaga; y Mariló Maldonado, de Canal Sur, De la Torre sostuvo que no se ha planteado de momento si Bendodo va a ir de número dos en la candidatura como sucedió en 2011 y 2015 y que habrá que verlo «serena y objetivamente» y añadió que ahora está centrado en dar respuesta a las necesidades de Málaga.

En esa misma línea y aunque dijo que sus relaciones son «buenas», el regidor evitó señalar de manera clara a al presidente del PP como su sustituto cuando decida abandonar la Alcaldía. De la Torre afirmó que Bendodo es un político que tiene experiencia, preparación y ha demostrado ser un gestor «brillante» al frente de la Diputación, virtudes que, a su juicio, le hacer reunir el perfil de «una persona válida» para ser su 'delfín', aunque, a renglón seguido, matizó que «hay más personas en el partido y en la ciudad» para ocupar ese puesto.

Francisco de la Torre, que se mostró confiado en su victoria en los próximos comicios locales, insistió en que estará los cuatros próximos años en la corporación «siempre que tenga salud e ilusión».

El programa contactó en directo con Rosa Francia, esposa del alcalde, que insistió en su posición, desde el punto de vista familiar y como ciudadana –así lo recalcó–, de que la mejor decisión es que Francisco de la Torre no hubiera aceptado la oferta de su partido de repetir como candidato. «Creo que era un buen momento para dejarlo», recalcó Francia, quien añadió que «no tiro la toalla» en que dé un paso al lado.

«Aprender a vivir»

Francia le dijo a De la Torre que «debe aprender a vivir y que hay vida después de la política» y agregó que los políticos deberían ser más proclives a marcharse de sus responsabilidades públicas «y mi marido debería dar ejemplo». Eso sí, apostilló que respeta lo que decida su esposo.

A ello, Francisco de la Torre respondió que su familia sabe de su pasión por Málaga y por poner a la ciudad «lo más alto posible» y que respetan su decisión de continuar en la primera línea política.

Sobre asuntos de la ciudad, Francisco de la Torre no aclaró si el modelo híbrido para Limasa va a ser el definitivo ni se fijó un plazo para tener definido ese modelo en el actual mandato. Mostró su confianza en Teresa Porras como nueva concejal responsable de la empresa de limpieza y tras asegurar que recicla en casa, afirmó que cree que Málaga «está aceptablemente limpia, aunque es mejorable». El regidor insistió en que la limpieza de la ciudad es una responsabilidad de una mejor actuación de los operarios de Limasa y de una mayor concienciación de la ciudadanía para conservar Málaga limpia. Sobre el conflicto de los bomberos, no dio una salida a una situación para la que reclamó «sentido común, solidaridad y responsabilidad» y recordó que da la impresión de que «puede haber cierta competencia sindical». Por otro lado, mostró su preocupación por la situación del Málaga CF y no quiso entrar a valorar los reproches del presidente del equipo blanquiazul, el jeque Al Thani, a las administraciones públicas aunque dijo que eran «difíciles de entender».

Además de asuntos políticos, en la entrevista se abordaron aspectos más personales de la vida del alcalde. Francisco de la Torre recordó la unidad de su familia, evocó con orgullo la figura de su padre, fue elogiado por compañeros de aula como Jaime Rittwagen y José Alba, y relató los movimientos del régimen franquista para apartarlo de la presidencia de la Diputación. La aprobación de la Constitución de 1978, cuando él era diputado de UCD, fue para De la Torre el momento más satisfactorio de su carrera política, y en el lado contrario situó los asesinatos por ETA del edil José María Martín Carpena y el fiscal Luis Portero –su cuñado– y la muerte de un niño de seis años en la Cabalgata de Reyes de 2013 en la capital.

El alcalde dijo tener respeto por la figura de Celia Villalobos, su antecesora, y lamentó no haber conversado más con quien fuera regidor de Málaga por el PSOE, Pedro Aparicio. El debate, que fue tendencia en Twitter, concluyó con una tertulia entre Juan Cassá y Daniel Pérez, portavoces de Ciudadanos y PSOE, quienes además de su buena sintonía y sus deseos de ser candidatos a la Alcaldía, dejaron abiertas las puertas a pactar tras las elecciones de 2019.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos