De la Torre dice que si se municipaliza Limasa se penalizará el absentismo

Además, el alcalde asegura que si se privatiza se penalizará no acometer los servicios. Por su parte, la oposición le da un ultimátum al primer edil en el pleno para que decida ya el futuro de la empresa

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

La sempiterna Limasa vuelve al último pleno ordinario del curso político. Los rumores de posibles movilizaciones de los empleados durante la feria, que de hecho ya han reducido las prestaciones de los fijos los fines de semana sigue siendo la espada de Damocles que amenaza al equipo de gobierno del PP y a la ciudad, que el año pasado ingresó 55 millones de euros en los festejos, como explicó el portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, que fue especialmente crítico con el alcalde Francisco de la Torre, a quien volvió a echarle en cara su indecisión para asuntos de calado. El hecho es que la moción naranja, sumada a dos mociones del grupo socialista sobre la empresa de basuras, y a una de Málaga Ahora provocarán de nuevo que Limasa acapare mañana el protagonismo, en vista de el servicio lleva un año prórroga, y que, según el contrato el equipo de gobierno del PP podría elevar a ocho años.

El alcalde Francisco de la Torre, ha dejado bien claro que tomará la decisión este mes si puede (y quedan escasos días) porque está a la espera de diferentes informes de las áreas municipales, y que si no se verá en septiembre (viene a dejar el mes de agosto inhábil) porque es un asunto que no se puede dilatar más en el tiempo, pero que necesita que se tome una decisión meditada, como explicó. En concreto, dijo que en el caso de que se municipalice la empresa de basuras podría realizarse el proceso en menos de un año y si se tratase de privatizarla el plazo entre la ejecución del pliego y la licitación se elevaría más allá del año. “Sea cual sea camino, que sea positivo y bien hecho, si es el de la municipalización, que los trabajadores cobren parte del sueldo en función de la cantidad y la calidad, y que se penalice el absentismo; y si se privatiza se creen unos estímulos para que los cumpla la empresa, y si no los cumpliera sería penalizada”.

Frente al “posicionamiento neoliberal” de Ciudadanos, como ha explicado el nuevo portavoz de Ciudadanos, Daniel Pérez, para privatizar la empresa por sectores o especializaciones de trabajo, está enfrente la disposición del propio PSOE y Málaga Ahora e IU-Málaga para la Gente que siguen apostando firmemente por la municipalización. Pérez, además, traía esta mañana junto a sus concejales una moción de denuncia sobre la suciedad acumulada en las calles de Málaga, y sobre todo en lo referente a la recogida de muebles, un asunto que días atrás saltó al ámbito nacional gracias a un programa de televisión. “El principal problema de los malagueños es la falta de limpieza y el responsable de que Málaga esté sucia es Paco de la Torre”, ha zanjado el portavoz socialista, que mañana se estrenará en las funciones de representación de su grupo en el pleno como primer espada. Por su parte, la edil socialista Begoña Medina criticó que el Ayuntamiento siga gastando dinero en reparar maquinaría obsoleta, en concreto cinco millones de euros como dijo, en vez de adquirir los nuevos equipos técnicos de limpieza que requiere la ciudad, lo que tachó de despropósito.

El portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, volvió a criticar que la indecisión del alcalde sigan paralizando el futuro de la empresa, y puso sobre la mesa que la Feria de Málaga dejó el año pasado 55 milllones de euros en la ciudad, “que nos los podemos jugar por las dudas del alcalde”. En esta línea, dijo que están de acuerdo con el edil de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, que quiere externalizar el servicio de limpieza en los que se trata la especialización de distintos servicios. La líder de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, hacía alusión a Limasa pidiendo que se rescinda el contrato con los privados, y concretamente con FCC en base a la multa que el Ayuntamiento de Barcelona le ha impuesto una multa a esta empresa por cinco millones de euros; y supone un “ descrédito para la ciudad de Málaga ser socia de la citada empresa”, tal y como manifestó Torralbo.

El equipo de gobierno del PP, por su parte, llevará a pleno que se rescinda el convenio de las tecnocasas en la gran pastilla que hay entre Carretería y el río, un espacio que dijo suma 40 hectáreas, y para el que el Ayuntamiento tiene proyectos que no se pueden ejecutar hasta que no se libere el suelo rescindiendo este convenio, como explicó el alcalde. En esta línea, De la Torre dijo que pese a que la rehabilitación y la vivienda no son competencias municipales el equipo de gobierno del PP prevé realizar al menos parte del proyecto de rehabilitación y promoción de viviendas protegidas en Madre de Dios, Ollerías y Victoria.

Málaga Ahora, por su parte, presentó otra iniciativa para que este año por fin se celebre el debate del estado de la ciudad, un encuentro que está regulado en el Reglamento Orgánico de Plenos (ROP) y que desde que tomara posesión la actual corporación no se ha llevado a cabo. La líder de Málaga Ahora explicó que la falta de implicación del equipo de gobierno del PP con esta sesión se debe a que “están desbordados con la gestión ordinaria y su capacidad es muy baja” y criticó al mismo tiempo que el grado de ejecución del pasado presupuesto por parte de la Gerencia de Urbanismo fuese tan sólo del 40%, “lo que da idea de la falta de capacidad de negociación y de gestión que tiene el PP”.

Ciudadanos quiere desbloquear el proyecto de Repsol apelando a la negociación de todos los grupos. El grupo naranja mantiene su proyecto de construir tan sólo una torre de cuatro y dejar libres 140.000 metros cuadrados para zonas verdes, una propuesta que, como subrayaron cuenta con el apoyo de la federación de asociaciones vecinales Civilis. “Nuestra propuesta sigue siendo la misma pero haremos el esfuerzo de negociar con ella con el resto de los grupos” y esperamos que el nuevo portavoz socialista Daniel Pérez haga uso de la oportunidad extraordinaria de mostrar un nuevo talante que está por la ciudad, y no sólo por sus siglas políticas, puntualizó el portavoz naranja.

El portavoz de IU-Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, se ha salido del guión de Limasa para este último pleno y propondrá dos mociones, ambas con vocación institucional, como son la mejora e impulso monumental de la Alcazaba y Gibralfaro, que ya cuenta con el beneplácito de todos los grupos municipales. Zorrilla también elevará a la sesión plenaria una moción que ya se vio en el pasado mes de abril en la que toda la corporación se posicionó en contra del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), del que diferentes colectivos consiguieron que se cerrara el de Capuchinos en 2015. Ahora, unas nuevas declaraciones del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, sobre la apertura de tres nuevos centros en Algeciras, Aluche y Málaga, provocan que el líder de IU-Málaga para la Gente vuelva sobre este asunto para que la Corporación siga mostrando su negativa. En la misma iniciativa, se demanda que se creen unas instalaciones dignas en el puerto de Málaga para recibir a los inmigrantes cuando son rescatados en la mar con embarcaciones precarias y condiciones insalubres, y que necesitan cuidados nada más tocar tierra, tanto higiénicos como sanitarios.

El edil independiente, Juanjo Espinosa, ‘ungido’ por Podemos, trajo una moción con la federación de artistas Fama para que el Ayuntamiento haga un esfuerzo por invertir en el artista de base y no tan sólo en los grandes museos de la ciudad. Y así se pidió que los distintos espacios escénicos que hay por la ciudad se abran para los artistas más allá del horario de los funcionarios, así como que se destine una partida presupuestaria específica a la promoción de la cultura propia de la ciudad.

Fotos

Vídeos