Ysabel Torralbo: «El equipo de gobierno no acompaña al alcalde porque no está a su altura»

Ysabel Torralbo, a las puertas del Ayuntamiento. /Francis Silva
Ysabel Torralbo, a las puertas del Ayuntamiento. / Francis Silva

Portavoz de Málaga Ahora en el Ayuntamiento de Málaga. Asume que hay asuntos que necesitan «su tiempo» para resolverse, pero también que en Málaga se pasan todos los límites: «Es el día de la marmota»

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYAN

Defiende que su grupo municipal, Málaga Ahora, está repuesto de aquel episodio convulso y ruidoso que representó la marcha a los no adscritos de su excompañero Juanjo Espinosa. De una parte, Ysabel Torralbo y los suyos se ven ya con el rodaje suficiente como para saber cómo funcionan las cosas y cómo se pueden aplicar las soluciones; aunque de otra contemplan cómo esa ruptura de puentes, hace un año, con el rostro de Podemos en el Ayuntamiento puede afectar al encaje de esta plataforma de marca blanca en las próximas elecciones. Aun así, Torralbo se muestra satisfecha de esa nueva forma de hacer política que para ellos representó saltar de la calle al salón de plenos.

¿Cómo afronta el nuevo curso?

–Con muchas ganas y mucho que hacer. Además de seguir nuestra estrategia de trabajo vemos que hay muchos conflictos abiertos a lo que hay que darles solución ya.

Supongo que me hablará de Limasa como uno de los principales...

–Sí. Eso tiene que resolverse ya, y no sólo por la municipalización o no, sino por lo que implica la necesidad de cambiar el modelo de la limpieza y los residuos en la ciudad. Necesitamos un sistema más eficaz y sostenible. Es un tema básico y estructural, no sólo por el trasfondo político, sino también por la forma de gestionarlo.

Y bomberos...

–También. Ahí no sólo hablamos de la seguridad, sino de un problema con una parte de la plantilla del Ayuntamiento que es imprescindible y un servicio público esencial. El conflicto existe y se tiene que resolver, además la actitud del equipo de gobierno está siendo muy agresiva con el cuerpo de bomberos, que no pueden estar en esa situación de estrés y ansiedad a pesar de que hacen un trabajo impecable. Son problemas que siguen ahí sin solución. Se habla en Málaga del ‘día de la marmota’, y entiendo que hay asuntos que necesitan su tiempo, pero es que aquí ya es tremendo.

Al margen de estos problemas, que necesitan una negociación política, ustedes siempre han puesto en foco en lo social, con el tema de la vivienda como una de las principales reivindicaciones...

–Es que el problema que está habiendo ahora con el alquiler en determinadas zonas de la ciudad, como el centro, es dramático. Los alquileres se están venciendo y la gente no encuentra un lugar; y es algo sobre lo que hay que intervenir no sólo desde el Ayuntamiento. En el parque municipal hay cosas que se están mejorando, pero también detectamos que en el caso de las viviendas sociales se está creando mucho gueto. Y de otra parte hay que abordar también el fenómeno de la vivienda turística; el canon del agua, con el que estamos en contra; el cableado en determinados barrios o las playas... se me ocurren muchos temas sobre los que hay que trabajar ya.

Noticias relacionadas

¿Ven receptividad en el equipo de gobierno en estos temas ahora que no hay mayoría absoluta?

–Creo que hay asuntos que antes no querían ver y que ahora lo están haciendo porque se convierte en un problema también para ellos. Otra cosa es que quieran solucionarlos, porque a veces nos encontramos con discursos triunfalistas que esconden los problemas reales que hay detrás.

¿Cómo ve al alcalde? ¿Lo ve agotado?

–Sí, y además lo veo un poco obsesionado con lograr algunos proyectos grandes que no le acaban de salir. Está un poco a la desesperada, y además creo que su equipo de gobierno no lo acompaña porque entre otras cosas no está a su altura.

¿Sigue pensando que nadie le llega a la suela del zapato?

–Pues fíjate, te podría decir que sí a pesar de que lo veo ‘quemaíllo’ porque no consigue lo que quiere. Todavía lo pienso, veo que hay veces en las que quiere desbloquear los temas y los suyos no le dejan. El tema de Limasa es un ejemplo, ahí estamos todavía enrocados con una lucha interna; y eso es aún peor porque le desgasta la imagen y representaría irse con la cabeza baja si tiene que salir.

Habla del equipo de gobierno, pero su grupo este año también ha sido noticia por los desencuentros con Juanjo Espinosa y con su marcha. ¿Cómo están las cosas?

–Bueno, este verano ha habido alguna rueda de prensa por su parte, pero la verdad es que nosotros ni caso en ese sentido. Nosotros seguimos con nuestro trabajo y sobre todo defendemos que teníamos que actuar.

«Nosotros tenemos buena relación con Podemos, pero no me quiero meter en lo que él haga» Su grupo tras la crisis de Espinosa

Entiendo que no hay relación

–No.

La sintonía de su exconcejal con Málaga para la Gente es absoluta. ¿Eso les resta fuerza a ustedes?

–Cada uno tiene que saber dónde está y en lo que está. Nosotros sí tenemos buena relación con Podemos porque estamos en sintonía y hablamos mucho con sus militantes; pero no me quiero meter en lo que él haga.

«Tenemos encaje por nuestro trabajo: hemos abordado asuntos que hasta ahora no se habían debatido» El futuro de Málaga Ahora

Quizás la estrategia de Málaga Ahora para sumar tenga que venir ahora con un acercamiento al PSOE, ¿cómo ve a su nuevo portavoz?

–Con muchas ganas de ser alcalde (risas). Ellos están con la intención de cargar pilas, y ya veremos si hay acercamiento, pero a mí muchas veces sus estrategias me chocan. Las acciones también tienen que estar claras, y en ese sentido al PSOE le falta más contundencia para posicionarse y mostrar por dónde quieren ir.

¿Cree que Málaga Ahora tiene encaje en las próximas elecciones? ¿No cree que se diluirá entre Podemos y Málaga para la Gente?

–Creo que sí, que tenemos encaje por el trabajo que hemos hecho al abordar asuntos que hasta ahora no se habían debatido en la ciudad: que los problemas no vengan a ti sino que seas capaz de detectarlos. A nivel político nosotros también tenemos que hacer un proceso de ver cómo afrontamos las próximas elecciones, pero para eso queda todavía mucho.

No tanto...

–Sí, si yo sé que esas cosas son así, pero nosotros venimos de hacer política en la calle y queremos seguir siendo honestos con nosotros mismos y con lo que nos hemos comprometido. Es ahora cuando realmente conocemos nuestro trabajo y tenemos más fuerza para llevarlo a cabo. Nos vemos más sueltos y más formados, y no queremos que eso se desaproveche en una campaña electoral de dos años.

¿Vistas las cosas con distancia, no cree que fue un error partir en dos Ganemos?

–Hombre nosotros intentamos esa unidad con IU y te aseguro que hubiéramos tenido más fuerza, pero al final no hubo acuerdo en las formas de hacer el proceso y nos encontramos en una situación que no queríamos y que ellos forzaron precisamente por las prisas electorales.

¿Se presentará a las próximas elecciones? ¿Se ve con fuerza?

–Depende de cómo se presenten las cosas y de si hay energía positiva, pero a mí me gusta la política y arreglar los problemas de la gente. En cualquier caso, es una decisión colectiva que no depende sólo de mí.

Fotos

Vídeos