Una tormenta inesperada deja más de 80 litros en el Valle del Guadalhorce

A partir de hoy se espera un cambio de tendencia general, con una subida de las temperaturas y el regreso del buen tiempo a la provincia

IGNACIO LILLO MÁLAGA.

Una tormenta inesperada hizo que el último ciclo de lluvias primaverales se despidiera ayer por todo lo alto en la provincia. Casi 83 litros por metro cuadrado se acumularon en Coín, que fue el punto con mayores acumulados, según los datos disponibles en la Red Hidrosur, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente.

En todo el Valle del Guadalhorce hubo registros destacados, por encima de los 70 l/m2, según los datos recabados por José Luis Escudero, autor del blog Tormenta y Rayos (en SUR.es). «Ha sido una sorpresa total, una mesobaja se ha trasladado desde el Cabo de San Vicente por el Estrecho hasta la vertical de Málaga, luego ha cambiado el viento a sureste, que es húmedo y se ha formado la tormenta», explicó el experto. En la capital, la zona más afectada fue el entorno de Campanillas y el PTA.

También hubo aguaceros importantes en Ojén (64,5); en al Sierra de Mijas (40); en Cártama (42); Casarabonela (37) y en el Río Grande (44), según Hidrosur. En la capital se quedó en el entorno de los 12 litros por metro cuadrado.

El terral puede hacer mañana que el mercurio pase de los 25 grados en puntos del litoral

Así, no extraña que los embalses sigan recuperando reservas. Ayer ya se superaron los 400 hectómetros cúbicos, al 65% de la capacidad del sistema. La presa de La Concepción, que ha vuelto a desagüar esta semana, ya está de nuevo prácticamente al 95%; mientras que en la zona más deficitaria, que es la Axarquía, La Viñuela supera el 42%, con 70 hectómetros cúbicos almacenados. El sistema Guadalhorce se encuentra en condiciones óptimas para el abastecimiento de la capital, con más de 240 hectómetros cúbicos.

Aemet prevé que hoy la situación cambie radicalmente, con la vuelta de los cielos poco nubosos, las temperaturas mínimas con cambios ligeros y máximas en notable ascenso, gracias a la entrada de vientos del noroeste. La máxima en Málaga será de 21 grados. El domingo será especialmente bueno, con la posible entrada de terral que elevará los termómetros hasta los 25 grados en puntos del litoral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos