«Me enteré en Primark y empecé a gritar. Se lo conté a la gente y comenzaron a aplaudirme»

Lola Jiménez, haciendo la señal de la victoria, esta mañana en la administración La Biznaga. /Salvador Salas
Lola Jiménez, haciendo la señal de la victoria, esta mañana en la administración La Biznaga. / Salvador Salas

Lola Jiménez compró el décimo del Gordo para un grupo que forma con sus dos hermanas y una amiga que se llaman ‘Nos tocó el gordo’

AGUSTÍN PELÁEZ

Lola Jiménez es natural de Jerez de la Frontera pero vive en Churriana. Forma un grupo con sus dos hermanas y una amiga que se hacen llamar ‘Nos tocó el gordo’, que la suerte ha querido que el sorteo de la Lotería de Navidad de 22 de diciembre se haga realidad.

Ayer una de sus hermanas le preguntó su llevaban algún décimo del sorteo de Navidad de Málaga y como no era así le pidió que comprara uno en una administración muy malagueña. “Compramos y llevamos a medias varios décimos y decidí comprar el 71189 en La Biznaga porque pensé que no había un nombre más malagueño que ese”, ha relatado Lola, que ha aclarado que no quiso elegir ella el número, sino que se lo ofreció la administradora. La providencia quiso que esa ‘libertad de elección’ resultara ser el número más deseado de este año .

Nada más comprar el décimo le hizo una fotografía y lo compartió con el grupo 'Nos tocó el gordo' a través de WhatsApp.

Esta mañana se levantó sin pensar en el sorteo. De hecho se fue de tiendas. La alegría le ha pillado totalmente por sorpresa, ya que estaba de compras mientras se celebraba el sorteo. En concreto, se encontraba en Primark cuando una de sus hermanas le llamó para darle la buena noticia. Al enterarse, dice que empezó a dar gritos (de alegría) por lo que otros clientes se acercaron para saber qué le ocurría, preocupados. Al saber que sus chillidos se debían al Gordo, le hicieron un pasillo y empezaron a aplaudirle.

Rápidamente Jiménez salió de la tienda y se dirigió a la administración La Biznaga, donde comentó que dedicará el premio «a un tema importante para la familia», sin entrar en más detalles.

Bastante emocionada y visiblemente nerviosa ha confesado a los medios de comunicación que se encontraban a las puertas de la administración que tenía claro que, si alguna vez era de los afortunados con el gran premio de este día, lo diría “aunque no sea lo aconsejable”.

Lola se ha fundido en una gran abrazo durante no han faltado las lágrimas ni las risas con Catalina Durán, la dueña de la administración La Biznaga convencida de que su suerte, según ha confesado, ha sido un cúmulo de casualidades, ya que dice que pensó que no hay nada más malagueño que una biznaga, por lo que decidió ir a la administración de este mismo nombre, en calle Mármoles, y porque no quiso saber el número hasta que se lo dieron por ventanilla. “Vine el jueves a comprarlo sobre las 12.30 horas y no pedí ningún número. Casi me enfadé cuando la lotera me lo dijo”, ha apuntado. Jiménez sin embargo no ha querido dar detalles de a qué dedicará el premio (400.000 euros a repartir entre las cuatro personas que conforman el grupo). “Va a ser para alguno muy importante que afecta a la familia”, ha insistido.

Si llevas lotería, comprueba aquí tu décimo.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos