Tibia reacción de la oposición, en la que Ciudadanos no muestra un rechazo tajante

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Los grupos municipales de la oposición han reaccionado con cierta tibieza al planteamiento realizado por Emasa para cobrar un recargo en el recibo del agua con el que financiar obras. Sus críticas se han dirigido más a la gestión financiera de la empresa de aguas durante la última década que a la propuesta en sí de canon que el equipo de gobierno municipal quiere aprobar este otoño para empezar a aplicarla en 2019 ó 2020. El portavoz del PSOE, Daniel Pérez, afirmó que, antes de pedirle un esfuerzo a los malagueños para financiar obras, el Ayuntamiento debería devolver a Emasa los 75 millones de euros que le cobró a finales de la pasada década por el uso de las tuberías de la ciudad. «Todo esto es fruto de la mala planificación del equipo de gobierno», remarcó Pérez.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, cuya postura se antoja clave para que este canon llegue a aprobarse, no fue tajante a la hora de rechazarlo. «De entrada no somos proclives y estamos en desacuerdo, pero vamos a esperar a tener los informes y el debate al respecto», apuntó Cassá que, no obstante, añadió que el ciudadano «no tiene que pagar los platos rotos del dinero para obras que no hacen otras administraciones o de la elevada deuda de Emasa».

La viceportavoz de Málaga Ahora, Isabel Jiménez, también rechazó que sean los consumidores con su bolsillo los que tengan que dar una salida a la situación financiera de la empresa de aguas. «No es una buena idea», subrayó, al tiempo que opinó que, en caso de llevarse a la práctica, no debería repercutirse por igual en todos los vecinos.

El portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, señaló que es una medida que su grupo tiene que estudiar. «Lo primero que vamos a pedir es que se nos aclare dónde se ha gastado el dinero que el Ayuntamiento ha ingresado de Emasa, porque se ha derrochado. Hace falta transparencia antes de plantear un nuevo canon», dijo.

Por su lado, el concejal no adscrito de Podemos, Juan José Espinosa, se mostró partidario de financiar estas obras vía impuestos, con una redistribución de la presión fiscal, antes que hacerlo mediante un canon. «Podrían buscarse fondos europeos o sacarlo del canon que se cobra para la Junta», añadió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos