El terral de invierno abarrota los chiringuitos y terrazas de Málaga

El terral de invierno abarrota los chiringuitos y terrazas de Málaga
Salvador Salas

Los termómetros han superado este sábado los 23 grados, lo que ha invitado a malagueños y turistas a salir a disfrutar del buen tiempo en playas y paseo marítimos

PABLO MARINETTOMálaga

Alrededor de las 13.00 horas, los termómetros del paseo marítimoPablo Ruiz Picasso marcaban 23 grados. Un sol espléndido y las altas temperaturas, más propias del mes de mayo, han hecho que malagueños y turistas salieran a la calle para disfrutar de alguna de las terrazas o chiringuitos repartidos por las playas de la capital.

Sobraban los abrigos y se agradecía la suave brisa que se ha mantenido prácticamente durante toda la mañana. Después de unas semanas de un intenso frío, poco habitual en la provincia, el tiempo ha dado una tregua y hoy cualquier excusa era buena para salir a la calle. «Aquí no estamos acostumbrados al frío que ha hecho estos días. Ni siquiera te apetecía salir de casa», comentaba José Luis González mientras prácticaba deporte en las máquinas situadas a la altura del Morlaco.

Las playas de El Palo, Pedregalejo, La Malagueta, Huelin o La Misericordia estaban a rebosar. Aunque eso sí, solo algunos valientes como Thomas, un joven inglés de 12 años, se atrevían a meterse en el agua. La mayoría contemplaba el mar desde alguno de los paseos marítimos, donde se ha podido ver a gente montando en bicicleta, paseando o sentada en las terrazas de los chiringuitos, a los que esta tregua les ha permitido hacer su particular agosto.

Salvador Salas

Pero la playa no ha sido el único sitio escogido por los malagueños para pasar la mañana del sábado. También en el Centro de Málaga se han visto calles y comercios a rebosar y los bares y restaurantes de Muelle Uno estaban hasta la bandera. Y es que el buen tiempo siempre anima a aprovechar el día, aunque algunos, como Ana Vera, se lamenten por la escasez de lluvia. «Me gusta disfrutar del sol como a la que más, pero con la sequía que hay es una pena que no llueva. No cae ni una gota», explicaba.

Este tiempo primaveral se mantendrá durante todo el fin de semana. Mañana las temperaturas seguirán siendo agradables, aunque se espera que haya un leve descenso, con máximas que pueden alcanzar los 18 grados. A partir del lunes sube la probabilidad de chubascos, esperando la amenaza de lluvias débiles a mediados de semana.

Previsión

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos