Terminan las obras del primer edificio del puerto deportivo del Club Mediterráneo

El edificio de remo del puerto deportivo del Club Mediterráneo ya está terminado y listo para abrir./MORENO
El edificio de remo del puerto deportivo del Club Mediterráneo ya está terminado y listo para abrir. / MORENO

Se trata de un centro de entrenamiento para practicar remo y está pendiente de la licencia de primera ocupación para abrir a los socios

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

El primer edificio de los dos previstos en el puerto deportivo del Club Mediterráneo, en el dique de Levante, ya está terminado y listo para abrir sus puertas a los socios. Se trata de un centro de entrenamiento específicamente enfocado a la práctica del remo, y estará operativo tan pronto como la Gerencia deUrbanismo del Ayuntamiento le conceda la licencia de primera ocupación, tras lo que tendrá que ser recepcionado por la Autoridad Portuaria. La resolución municipal se espera que se produzca en los próximos días, por lo que previsiblemente estará operativo este verano. De momento, sólo se está utilizando la parte exterior, correspondiente al hangar donde se guardan las embarcaciones de remo.

La instalación, que es un diseño del arquitecto Manuel Caro (José Núñez ha sido el aparejador) ocupa un superficie de unos 500 metros cuadrados en planta, y algo inferior a cota del muelle, según explica Manuel Fajardo, vocal de infraestructuras, obras y mantenimiento del Club Mediterráneo. La planta superior está destinada a recepción, vestuario masculino y femenino –equipados ambos con dependencias para personas con discapacidad– así como un elevador.

Además, se abren dos salas de unos 140 metros cuadrados cada una. Ambos son gimnasios, de los que uno está equipado principalmente con aparatos enfocados al entrenamiento de deportes náuticos, tales como 20 ergómetros, para remar en seco, y otros. Mientras que el segundo se destina a ejercicios polivalentes. Los dos están conectados entre sí por una terraza con vistas al puerto deportivo.

En la zona baja existe una superficie de unos 400 metros cuadrados, con una parte cubierta para guardar las embarcaciones de remo; así como una sala de entrenadores y comité de regatas, y cuartos de servicios (instalaciones eléctricas, limpieza, agua, etc). Todo el conjunto está dotado de cámaras de seguridad las 24 horas, Wifi, climatización y sistemas de extracción y ventilación forzada. La iluminación decorativa por la noche es de tipo Led, de muy bajo consumo. En su diseño se ha tenido en cuenta la proximidad a la estación marítima de cruceros, con la que tiene similitudes, especialmente en lo que respecta a la cubierta. La construcción consta de dos módulos, que se unen mediante un cubo de cristal laminado.

Una vez que entre en servicio esta primera edificación se tramitará y se empezará a construir la segunda y definitiva, que consistirá en un centro de vela y un restaurante con terraza. Este inmueble se levantará sobre la parcela que ocupa ahora la carpa provisional que se emplea como espacio de restauración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos