Teresa Porras, sobre las natas de las playas de Málaga: «La espuma del agua es como la del caldo del puchero»

Teresa Porras, en una imagen de archivo. /Ñito Salas
Teresa Porras, en una imagen de archivo. / Ñito Salas
La Casona del Parque

Algarabía en Medio Ambiente por la explicación de la edil, que dice que no son 'natas', sino la mezcla del bronceador y la arena arcillosa de Málaga

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

El minuto de gloria se lo llevó ayer por goleada la concejala de Playas, Teresa Porras. Su explicación de andar por casa de por qué se producen las 'natas' en las aguas de baño en Málaga, que ella llamó espuma, generó una algarabía generalizada entre los asistentes a la comisión de Medio Ambiente, que dirige ella desde que se hiciera con la gestión de Limasa y Limposam.

A los hechos. La concejala de IU-Málaga para la Gente, Remedios Ramos, llevaba una moción para pedir la mejora de la calidad de las playas, y era en una de las contestaciones de Porras cuando llegaba el momento estelar:«Cuando vamos a la playa, nos echamos la cremita, y al mezclarse con la arena arcillosa se crea la espuma, no es 'nata', es como la espuma del caldo del puchero». En ese justo momento las risas eran estridentes y cuando pararon terminó su explicación, entre risueña y concernida:«A ver, lo han dicho los expertos que han hecho los análisis. Tenemos la desgracia de que nuestra arena no es como la de Cádiz, sino que es arcillosa y por eso se genera la espuma».

Ramos saltaba jocosa afirmando que quería disfrazar las conocidas 'natas' de Málaga con un baño de espuma de spa, «pero el momento del puchero ha sido bastante preocupante». No quedaba otra que volver a retomar el movimiento de mandíbulas. Para colmo, y para seguir por el camino vodevil que había cogido la sesión, ufana, seguía en clave populachera invitando a Porras a bañarse un día con ella en la Térmica para que viera cómo había en el agua «compresas y preservativos, ya verá como no es un baño de espuma».

Espinosa entraba en la tónica y le respondía a que él se bañaba de pequeño en la Misericordia, contestándole así a que Porras había dicho anteriormente que hace más de 20 años no había una buena playa en la zona porque ésta la había hecho el PP. «Me parece sorprendente que usted quiera ir de adanista del PP». La sesión se encaminaba hacia el fandango.

Para seguir por los palos flamencos, pero con entradas afrancesadas, la concejala de Málaga Ahora Rosa Galindo hablaba del 'déjà vu' del caldo del puchero. «Pocas palabras bastan», añadía. En la mente de todos, el hueso del puchero de su anterior jefa y alcaldesa de Málaga, Celia Villalobos, cuando tuvo las competencias en el Ministerio de Sanidad y salió por peteneras durante la crisis de las vacas locas. Si al final de los compañeros de camino se acaba aprendiendo algo, eso es impepinable. Para culminar, la edil socialista Begoña Medina rompía el tono lolailo al decirle a la concejal popular que su defensa de las playas dejaba mucho que desear.

Porras contestaba muy ofendida diciendo que ella, lo que es ella, iba todos los sábados y domingos a la Misericordia y hablaba con todos los vecinos. «No me vengan con tonterías de que no voy a la playa de Huelin», y añadía que las playas del paseo marítimo Antonio Machado y las de San Andrés no eran las mismas hace dos décadas, «lo único es que el charco está ahí de toda la vida», añadía sin despeinarse. Intervenía el socialista Sergio Brenes, sin turno de palabra:«Ah, que el charco es el Mediterráneo». Pues eso, que la cosa acabó por bulerías pero sin 'zapateao', aunque los cantes fueron por derecho, de jaleo y algarabía.

Expediente abierto por fumigar en un colegio

La resaca de la huelga del lote 1 de Parques y Jardines, que se desconvocó en el segundo día de movilizaciones, llegaba ayer a la comisión de Medio Ambiente por sendas mociones, una socialista y otra de Málaga Ahora. Empezaba expresando sus quejas el representante de la Federación de Vecinos Solidaridad Miguel Pérez Cazorla, quien apuntaba al abandono que sufrían las zonas ajardinadas de Málaga, descuidadas y sucias, y llenas «de cagadas por todos lados». El día estaba así de cañí.

La edil de Málaga Ahora, Rosa Galindo, ponía sobre la mesa que no se había solucionado el conflicto en Parques y Jardines en el lote 1, y que ellos ya alertaron que los costes del servicio estaban por encima de lo que estaba pagando el Consistorio cuando sacó los pliegos, y que por eso los impugnaron. Añadió que FCC había denunciado al comité de huelga y denunció que el pasado viernes fumigaron en el colegio Camino de San Rafael en horario escolar y con los niños alrededor.

El edil de Medio Ambiente, José del Río, afirmó que con el lote en el que está el distrito 7, de FCC, habían tenido problemas, por lo que «se había sancionado a la empresa y se había detraído parte de la facturación» y que aunque la fumigación en el colegio se había hecho por un operario con carné para manipular estos productos químicos, se había abierto un expediente a la empresa para conocer mejor lo ocurrido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos