Un tercio de los nuevos enfermeros opta por irse a trabajar fuera de España

Los jóvenes son actualmente el colectivo de profesionales del sector más afectado por el desempleo en Málaga

AGUSTÍN PELÁEZ MÁLAGA.

El número de enfermeros que salen a trabajar fuera de España ha descendido en el último año en más de la mitad en la provincia. Según Colegio Oficial de Enfermería de Málaga, ha pasando de 114 enfermeros en 2016 a 52 en el mismo periodo de 2017. La causa posible del descenso es la salida de Reino Unido de la Unión Europea y la exigencia de un nivel C2 en el idioma. A pesar de ello, teniendo en cuenta que cada año finalizan sus estudios en la Facultad de Enfermería de la UMA alrededor de 150 alumnos, todavía un tercio de estos nuevos profesionales se sigue yendo al extranjero a trabajar.

El Colegio de Enfermería de Málaga presentó ayer los resultados de una encuesta sobre desempleo que ha realizado en el portal web de la entidad y que tiene como finalidad mejorar las condiciones laborales y profesionales para todos los enfermeros de la provincia. Según el estudio, el 70% de los encuestados estaría dispuesto a irse a trabajar a otra ciudad española, frente al 40% que lo haría al extranjero.

Además, señala que los jóvenes son actualmente el grupo, dentro del colectivo de enfermeros, más afectado por los contratos temporales que coinciden con los periodos vacacionales. La mitad de los encuestados son menores de 30 años y más del 25% llevan en desempleo más de un año.

El informe indica que la mitad ha rechazado algún contrato y parte de ellos afirman que ha sido provocado por las malas condiciones de los mismos. Este último punto ya se puso de manifiesto con el anterior informe, presentado en abril, sobre las condiciones laborales en las empresas privadas, según el Colegio. Su presidente, Juan Antonio Astorga, destacó que «la estacionalidad de los primeros contratos de muchos enfermeros que ven cubiertas sus ansias por introducirse al mercado laboral solo en los meses de verano y en la Navidad, cuando la realidad es que Málaga necesita más enfermeros en sus plantillas durante todo el año tal y como demuestran las ratios».

Según el informe, la formación es el denominador común en la mayor parte de los nuevos enfermeros encuestados, ya que más del 90% afirma continuar con cursos, expertos, residencia o máster, tras finalizar los estudios de Grado.

Astorga destacó asimismo que la mayoría de los nuevos enfermeros desconocen sus derechos laborales y que la bolsa es el principal empleador para la profesión. En este sentido, señaló que es necesario actualizar la bolsa de una manera más ágil, para que no haya profesionales que se queden fuera y no puedan acceder a la misma hasta el plazo que se habilita para ello.

También consideró necesario aumentar el número de enfermeros interinos y criticó que muchos de los contratos que se realizan a través de la bolsa no sean para cubrir eventualidades.

Astorga valoró la oferta formativa que ofrece el Colegio y que cada año incrementa el número de plazas. En 2017 se han realizado más de una veintena de cursos con 1.000 plazas ofertadas en total.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos