Los teólogos del Vaticano aprueban el supuesto milagro que haría beato al padre Arnáiz

Los teólogos del Vaticano aprueban el supuesto milagro que haría beato al padre Arnáiz

El proceso para la beatificación entra en su recta final a la espera de que sea estudiado por los cardenales de la Congregación para la Causa de los Santos

JESÚS HINOJOSAMálaga

El grupo de teólogos de la Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano ha aprobado el supuesto milagro que podría elevar al padre Arnáiz a los altares. Después de que el expediente superara el filtro de los médicos que se encargan de confirmar que no existe una explicación científica para las curaciones que se atribuyen a las personas para las que la Iglesia Católica inicia el proceso de beatificación, previo a su consideración como santos, este segundo paso supone que el proceso entra en su recta final.

Según ha explicado Juan Francisco Pacheco, vicepresidente del Patronato del Padre Arnáiz, para su beatificación ya solo falta que den el visto bueno al supuesto milagro los cardenales que forman parte de la Congregación para la Causa de los Santos. “Esperamos que esto pueda producirse este mismo año”, ha afirmado Pachecho, quien ha aclarado que el último paso, previo a la beatificación, es la firma del Papa. El visto bueno de los teólogos se produjo el pasado 27 de junio y ahora se está a la espera de que se fije la fecha para que se lleve a cabo la consulta a los cardenales.

Hace 27 años que se inició a nivel diocesano el camino para elevar a los altares al sacerdote jesuita Tiburcio Arnáiz Muñoz, que falleció en Málaga en 1926 con una fama de santidad que ha permanecido hasta la actualidad. En octubre del año pasado, el Papa Francisco declaró las virtudes heroicas del padre Arnáiz, cuyos restos se veneran en la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús de la capital, en la calle Compañía, y, dos meses más tarde, en diciembre, la comisión de médicos de la Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano no encontró explicación científica alguna para un suceso milagroso que puede resultar clave para que el Santo Padre lo proclame beato. Se trata de la curación de un hombre que aún vive y que, a mediados de los noventa, estuvo al borde de la muerte al permanecer ocho días en coma. Sus familiares se encomendaron al padre Arnáiz y esta persona, que sufrió una parada cardiorrespiratoria, se recuperó sin secuelas.

Son miles las personas que acuden cada año a la tumba del padre Arnáiz para pedirle o darle gracias por algún favor recibido. Lo hacen especialmente los días 18 de cada mes, coincidiendo con la fecha de su muerte. Precisamente este martes, 18 de julio, se cumple el 91 aniversario de su fallecimiento. Las misas en la iglesia del Sagrado Corazón serán a las 9.30, 10.30, 12.30 y 19.30 horas.