El fin de la temporada turística deja 2.800 parados más en septiembre en Málaga

La subida, similar a la de años anteriores, se combina con una caída de afiliación a la Seguridad Social de 6.000 cotizantes

NURIA TRIGUERO MÁLAGA.

Llega el otoño y, con él, la subida del paro. La destrucción de empleo tras la temporada turística ha acabado pareciendo tan natural como la caída de la hoja en una provincia como Málaga. Los datos del paro difundidos ayer por el Ministerio de Empleo confirman una vez más esta ley no escrita del mercado laboral malagueño. Septiembre dejó una subida del paro de 2.814 personas en Málaga, equivalente al 1,9%, que sitúa el número total de desempleados apuntados a oficinas del Servicio Andaluz de Empleo en 149.135. Es un repunte similar al sufrido en años anteriores tras el fin del verano.

A nivel regional, Málaga fue la segunda provincia donde más aumentó el paro después de Cádiz, que acabó el mes con 6.788 desocupados más. El comportamiento de las demás provincias andaluzas fue dispar: en Granada, Huelva y Jaén también se registraron repuntes (de 2.025, 1.095 y 1.059 personas respectivamente) mientras que Sevilla, Almería y Córdoba experimentaron bajadas (de -2.619, -755 y -134 parados, por este orden).

Para Málaga es el segundo mes consecutivo de subida del paro, puesto que en agosto ya se registró un repunte casi idéntico al de septiembre. También se ha repetido la caída de afiliación a la Seguridad Social. Esta vez el descenso es de algo más de 6.000 cotizantes respecto al mes de agosto, lo que sitúa a la provincia con 592.706 trabajadores en alta.

El fin de las contrataciones veraniegas del sector servicios es lo que explica, una vez más, este enfriamiento del mercado laboral en esta época del año. Así lo indica la evolución del paro por sectores: el ramo de los servicios registró una subida de 3.732 parados en septiembre, mientras que otras áreas de la economía como la agricultura, la construcción y la industria mejoraron (con descensos de -287, -235 y -68 desempleados, respectivamente).

El único consuelo que brindan los datos conocidos ayer es que la comparativa interanual del paro y el empleo sigue siendo positiva. Málaga tiene 14.066 parados menos que hace un año, y 30.596 cotizantes más.

Los sindicatos se mostraron ayer muy críticos con la situación del mercado laboral malagueño. «Nuestro mercado laboral debe cambiar. Los hechos se demuestran con el fin de la temporada estival, cuando ha caído la afiliación a la Seguridad Social y ha aumentado el desempleo», apuntó la secretaria de Formación y Empleo de CC OO de Málaga, Patricia Laguna. «Lamentablemente no existe ninguna actuación de este Gobierno dirigida a construir otro modelo económico que no esté basado en la precariedad y la estacionalidad», apuntó por su parte la secretaria de Empleo y Formación de UGT Málaga, Alicia Fernández

Laguna incidió en que el 52% de la población parada carece ya de toda prestación pública. «El Gobierno ya quitó a finales del pasado mes de agosto el Plan Prepara, por lo que desde esta organización sindical le exigimos que se le de cobertura a estas personas a través del Programa de Activación de Empleo», afirmó.

La secretaria de Empleo y Formación de UGT Málaga se mostró especialmente preocupada por el estancamiento del problema de desempleo en determinados colectivos. Así, el colectivo de parados de larga duración asciende a 68.549 personas, lo que supone casi 46% del total de los desempleados, y el de parados mayores de 45 años alcanza la cifra de 73.759 (50%).

Más

Fotos

Vídeos