El Ayuntamiento se compromete a controlar servicios como Cabify para desconvocar la huelga de taxis en Málaga

El alcalde conversa con un taxista. /Ñito Salas
El alcalde conversa con un taxista. / Ñito Salas

No podrán usar los accesos al recinto ferial reservados para el transporte público

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El Ayuntamiento de Málaga reforzará la vigilancia y el control tanto en los accesos al real de Cortijo de Torres como en el entorno del Centro para poner coto a la presencia de vehículos de alquiler con conductor (VTC) con servicios como los que ofrece la Cabify entre otros. Ése ha sido el compromiso que el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, ha trasladado este mediodía a los taxistas de la capital en un intento de desactivar la huelga indefinida que el sector convocó la madrugada de este domingo, en plena feria, en protesta por la competencia de las VTC. En una reunión con las asociaciones del taxi, precedida por otra con la asociación Unauto-VTC y de una conversación con dirigentes de Cabify, el regidor municipal ha remarcado que las VTC no podrán usar los accesos al recinto ferial reservados para el transporte público.

Más

Una vez concluya la reunión, serán los taxistas quienes decidan en asamblea si mantienen el paro o lo levantan. Ante laa presencia de numerosos profesionales en las puertas del Ayuntamiento, la intención es que la asamblea se celebre sobre la marcha.

El conflicto

Los taxistas de Málaga han iniciado la madrugada de este domingo y por sorpresa una huelga indefinida, en plena feria, en protesta por los servicios que vehículos de alquiler con conductor (VTC) realizaron ayer durante las fiestas. El conflicto estalló ayer en el recinto de Cortijo de Torres, al constatar taxistas que en el acceso al real por el Camino de San Rafael, sólo para vehículos autorizados, pasaron el filtro policial varias VTC.

Los taxistas empezaron a protestar y, coincidiendo con el encendido del alumbrado, se concentraron para pedir explicaciones al alcalde, aunque al final desembocó en un paro indefinido a raíz de que el sector conociera que unos 80 vehículos de la plataforma Cabify habrían venido a Málaga desde otras provincias para prestar servicio durante toda la feria, a pesar de que la ley establece que las VTC sólo pueden presentar el 20% de su servicio fuera de su comunidad autónoma. Mientras tanto, numerosos usuarios se quedaron durante toda la madrugada sin servicio. De momento, durante la jornada de hoy sólo están operativos los taxis cuya licencia termina en 4 y 6, mientras que en el aeropuerto el servicio se está prestando con normalidad. En este sentido,cabe reseñar que las carreras a centros hospitalarios son gratuitas durante la huelga.

Taxistas, anoche.
Taxistas, anoche. / SUR

“Es increíble que hagan esto sin avisar”, se queja Rocío García, una joven de Alhaurín de la Torre que ayer acudió a la Feria del Centro en el metro, dejando con su pareja el coche estacionado en la zona del Clínico, y a la que por la noche le fue imposible coger un taxi de vuelta. “Decidimos dejar el coche porque sabíamos que íbamos a beber, pero cuando terminamos, ya de madrugada, no hubo forma de coger ningún taxi para volver a casa”.

Desde el sector, el presidente de la Asociación Unificada Malagueña de Autónomos del Taxi (Aumat), José Royón, ha lamentado que «al final sea el usuario el que paga», pero ha insistido en la necesidad de defender los derechos del gremio frente a la competencia que generan las VTC.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos