Tambores electorales en la Cámara de Comercio de Málaga

Entrada principal de la institución cameral en la capital. /Francis Silva
Entrada principal de la institución cameral en la capital. / Francis Silva

La Junta de Andalucía prevé aprobar en mayo la normativa adaptada a la legislación nacional para convocar este año los comicios

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Ocho años después de la última cita con las urnas, la Cámara Oficial de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Málaga se prepara para celebrar las elecciones que renueven el pleno de la institución encargada de la representación, promoción y defensa de los intereses generales de las empresas malagueñas y de la colaboración con las mismas en materia de crecimiento, exportación, innovación, puesta en marcha de viveros y nuevos proyectos empresariales.

El retraso en la convocatoria de las elecciones se debe a los cambios normativos respecto a las Cámaras y que comenzaron a finales de 2010 cuando el Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero decidió suprimir el denominado recurso cameral permanente (el dinero que pagaban todos los años de forma obligatoria la totalidad de las empresas), la entrada en vigor del nuevo sistema de financiación de estas corporaciones –ahora basado en la prestación de servicios y las aportaciones voluntarias que realicen las empresas–, y la nueva ley de Cámaras aprobada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

El pasado julio, el Boletín Oficial del Estado (BOE) declaró abierto el proceso electoral para la renovación íntegra de los plenos de las Cámaras de Comercio de España y establecía un plazo entre el 2 de octubre de 2017 y el 30 de septiembre de 2018. Paralelamente, la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía inició la tramitación del anteproyecto de la Ley de Cámaras Oficiales de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Andalucía con el objeto de adaptar la regulación autonómica de estas corporaciones a la normativa básica estatal que introduce algunas modificaciones sobre el funcionamiento y los objetivos de estas entidades.

Contribuciones voluntarias

Entre las novedades se encuentra la de dar una representación en los órganos de gobierno a las empresas que hayan realizado contribuciones voluntarias a las cámaras. Así se sumaría un nuevo epígrafe a los existentes actualmente y que engloban a los distintos sectores productivos y a las organizaciones sectoriales más representativas, según explicaron fuentes jurídicas consultadas por este periódico.

Pérez Casero aún no se ha planteado si optará a la reelección como presidente, cargo que ocupa desde 2002

Otras de las novedades que establece la normativa estatal es la aplicación de medidas de transparencia y de elaboración de un código de buenas prácticas; la eliminación de la obligación de que haya una cámara por capital de provincia, de forma que las comunidades autónomas podrán adecuar la demarcación territorial de sus cámaras territoriales a su realidad empresarial; o la posibilidad de que ejerzan labores de mediación y arbitraje mercantil.

Actualmente, y para dar cumplimiento a la orden ministerial por la que se ha abierto el proceso electoral de las Cámaras de Andalucía, la consejería se encuentra inmersa en la tramitación de un proyecto de decreto por el que se regulará la composición de los órganos de gobierno de las cámaras y el procedimiento electoral, que se prevé pueda estar aprobado en el mes de mayo y que habilitaría a la consejería para la convocatoria de las elecciones a la red cameral andaluza, lo que se prevé tenga lugar en el segundo semestre de este año 2018, según explicaron desde el Ejecutivo regional.

El pleno de la Cámara de Comercio de Málaga está compuesto actualmente por 47 vocalesquien, como integrante de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), ocupa el cargo desde junio de 2002 cuando sustituyó a José Joaquín Erroz Lecumberri tras unas reñidas elecciones en las que se presentaron tres candidaturas a presidir la organización.

Jrónico Pérez Casero.
Jrónico Pérez Casero.

Por el momento, Pérez Casero, de 73 años y dieciséis en el cargo, aún no se ha planteado si optará a la reelección. El presidente de la institución cameral, según fuentes de su entorno, ahora mismo está centrado en la labor diaria de sacar adelante los proyectos y programas en los que está inmersa la Cámara de Comercio y dado que aún no se han convocado las elecciones no se ha planteado ni la continuidad ni la retirada.

Por su parte, fuentes de la Cámara consultadas por SUR, manifestaron que hay movimientos de posibles candidatos a presidir la Cámara y que ya se estarían posicionando entre ellos algunos de los integrantes actuales del pleno e incluso empresarios que no forman parte del mismo.

Temas

Boe

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos