Subdelegación crea un observatorio que vigilará las agresiones a personal sanitario

SUR MÁLAGA.

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, presentó ayer ante el colectivo afectado a los dos interlocutores policiales territoriales sanitarios de la provincia de Málaga, uno de Guardia Civil y otro del Cuerpo Nacional de Policía, según establece, entre otras cosas, la Instrucción 3/2017 de la Secretaría de Estado de Seguridad del Estado sobre medidas policiales a adoptar frente a agresiones a profesionales de la salud.

Ayer se mantuvo una reunión de coordinación e información convocada por la subdelegación a la que asistieron representantes de la Delegación territorial de Salud de la Junta de Andalucía en Málaga, del Colegio de Médicos de la provincia, del Colegio de Enfermería de Málaga, los sindicatos Satse (Sindicato de Enfermería), UGT y CCOO, así como los propios interlocutores policiales territoriales sanitarios de Guardia Civil y Policía Nacional, según informó la subdelegación.

En ella, se pusieron en común las situaciones y necesidades relativas a la seguridad y autoprotección que se dan en las distintas instalaciones sanitarias frente a las agresiones que sufre el personal y se intercambiaron propuestas para que la intervención policial que se deduce de la nueva instrucción 3/2017 sea lo más efectiva posible.

Asimismo, se constituyó como grupo de trabajo para una comunicación y transferencia de información constante y fluida entre todos los implicados. El representante del Cuerpo Nacional de Policía se hará cargo de los centros sanitarios que competan a su demarcación -capital y grandes ciudades-, mientras que el de la Guardia Civil hará lo propio con el territorio en el que opera dicha institución en la provincia.

Briones agradeció la presencia de los representantes de los colectivos implicados, así como el trabajo desarrollado por cada institución hasta la fecha, «por ejemplo con órdenes de servicio policiales con las que se ha venido trabajando ya de forma regular en este asunto desde 2012», o con las campañas informativas y de concienciación por parte de las diversas entidades afectadas.

La instrucción emitida el pasado mes de julio por la Secretaría de Estado de Seguridad, fruto de la colaboración y del trabajo coordinado de representantes de la Organización Médica, del Ministerio de Sanidad y del Ministerio del Interior, pone en marcha un protocolo común de actuación y establece un conjunto de medidas cuyo objetivo es garantizar el libre ejercicio de la función sanitaria.

Fotos

Vídeos