Un sondeo de C’s le sigue situando como llave en el Ayuntamiento de Málaga

El alcalde y Juan Cassá, en una imagen de archivo. /Sur
El alcalde y Juan Cassá, en una imagen de archivo. / Sur
El Reservado

La formación naranja doblaría el número de ediles, el PSOE se mantendría, y el PP, Podemos e IU bajarían un concejal, según la encuesta. De la Torre es el político mejor valorado y también aprueban Elías Bendodo, Juan Cassá y Dani Pérez

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

A falta de poco más de año y medio para las elecciones municipales de 2019, los partidos políticos están elaborando encuestas internas para vaticinar por dónde irá el comportamiento de los malagueños cuando sean citados a las urnas. El último en hacerlo ha sido Ciudadanos, que a nivel nacional ha encargado sondeos en las grandes capitales del país y que en el caso de Málaga dibuja un resultado donde la formación naranja seguiría siendo la llave de la gobernabilidad en el Ayuntamiento de la capital tanto con el centro-derecha, el PP, como con el centro-izquierda, el PSOE. Los resultados de la muestran en la ciudad han dado aire a Ciudadanos a nivel local, autonómico y nacional.

La muestra, a la que tuvo acceso este Reservado, se efectuó entre el 15 y el 21 de noviembre –en un contexto político nacional marcado por la crisis independentista de Cataluña y el papel jugado por los partidos y donde Ciudadanos ha destacado por su postura férrea contra los soberanistas– con 700 entrevistas telefónicas en la capital. La estimación de resultados concluye que el PP seguiría siendo el partido más votado con el 34% de los votos (dos puntos y medios menos que en las municipales de mayo de 2015) y 12 concejales, uno menos que actualmente; el PSOE se mantendría como segunda fuerza política con nueve ediles aunque aumentaría en algo más de dos puntos su intención de voto; Ciudadanos se convertiría en el tercer partido en la Casona del Parque con el 17,1% de los sufragios (unos siete puntos más que en 2015) y seis ediles, el doble de los actuales; mientras que Podemos –en el sondeo no se pregunta por Málaga Ahora, la marca blanca con la que hace dos años se presentó la formación morada– lograría el 11% de las papeletas, con una caída de 2,3 puntos y la pérdida de un edil hasta quedarse en tres; e IU bajaría de dos a un concejal y se quedaría con el 5,1% de los votos. La encuesta no analiza la posibilidad de que IU y Podemos, junto a otras fuerzas de izquierda, se presente en una candidatura de confluencia ni prioriza si el candidato a la Alcaldía por el PP va a ser el actual regidor, Francisco de la Torre, o su sustituto, donde tiene todas las papeletas, Elías Bendodo.

Estos resultados, que se mueven en cifras muy similares a los que manejan internamente otras formaciones políticas que en los últimos meses han ido elaborando sondeos, dibujan un escenario donde la formación naranja seguiría siendo fundamental para la elección del gobierno municipal y pone sobre el tapete un abanico de opciones ya que podría hacerlo con sus actuales socios de investidura, el PP, o a poco que los socialistas mejoren sus resultados, con el PSOE.

En cuanto a conocimiento de los líderes, Francisco de la Torre, alcalde de la ciudad, tiene un grado de conocimiento del 97%; Elías Bendodo, presidente provincial del PP, de la Diputación y previsible candidato del PP a la Alcaldía en 2019, es conocido por el 67%; Juan Cassá, portavoz municipal de Ciudadanos, tiene un grado de conocimiento del 35% y Daniel Pérez, portavoz socialista desde el pasado verano y previsible cabeza de cartel del PSOE a la Alcaldía en las próximas municipales, obtiene un 14% en cuanto a conocimiento.

En cuanto a las valoraciones –para las que el grado de conocimiento es un factor determinante en los datos que obtienen– los cuatro dirigentes consultados por la encuesta aprueban. De la Torre es quien obtiene una mayor valoración global de 6,6, siendo aprobado por los dos sexos (las mujeres le dan más nota que los hombres), por todos los tramos de edad y por los votantes de todos los partidos. Bendodo obtiene un 5, es suspendido por los hombres, por los malagueños entre los 18 y 29 años y entre los 45 y 69 años y aprueba sólo entre los votantes de su partido y Ciudadanos. Cassá logra un 5,2 general, es suspendido por las mujeres y los malagueños entre los 45 y 59 años y aprueba sólo entre los votantes populares y de la formación naranja. En el caso de Daniel Pérez es el segundo mejor valorado entre los cuatro líderes consultados con un 5,7 puntos, aunque la encuesta no entra en el análisis por sexo, edades ni partidos.

La muestra también analiza la fidelidad de los votantes –el grado de lealtad del elector con su partido–. En este punto, el PP y el PSOE obtienen las más altas con el 82%, mientras que Ciudadanos se queda en el 79%. Por su parte los votantes de IU (61% de fidelidad) y Málaga Ahora (58% de fidelidad) son, según la muestra, los más infieles. En lo que respecta a la formación naranja, los resultados apuntan «a un nivel alto de satisfacción», según se recoge en la documentación consultada por este periódico.

La encuesta también se detiene en analizar el perfil del votante de Ciudadanos y su evolución desde las últimas municipales, donde el voto al partido naranja fue especialmente masculino y de menores de 45 años. Este sondeo apunta a que asciende el voto a la formación naranja entre las mujeres –lo que explicaría su aumento en apoyo electoral y de concejales–, y entre todos los sectores de edad.

Estos datos de la encuesta nacional del partido han provocado un alto grado de satisfacción a los dirigentes de la formación, especialmente en el entorno de su líder nacional, Albert Rivera. Las urnas dirán dentro de dos años si las expectativas se cumplen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos