La siniestralidad laboral sigue al alza en Málaga con 16 muertes en lo que va de año

La siniestralidad laboral sigue al alza en Málaga con 16 muertes en lo que va de año
SUR

CC OO denuncia que los accidentes graves y mortales son los que más aumentan: un 14,6 y un 33% respectivamente

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

Dieciséis malagueños han perdido la vida en el trabajo o de camino a él en lo que va de año. Una cifra «intolerable», según el responsable de Salud Laboral de Comisiones Obreras (CC OO) en Málaga, José Martín Anaya. Y es que supone un aumento del 33% respecto a 2016. También los accidentes laborales graves están disparados: entre enero y septiembre se han registrado 220 en la provincia, un 14,6% más que en el mismo periodo del año pasado, según datos del Ministerio de Empleo recogidos por el sindicato en un informe. El preocupante incremento de la siniestralidad en el trabajo se extiende también a los accidentes leves, que afortunadamente son los más comunes: en los primeros nueve meses del año se han producido 15.673, lo que equivale a casi 60 malagueños heridos al día en el ejercicio de su profesión. Son un 9,1% más que en el mismo periodo de 2016.

¿Por qué aumenta la siniestralidad laboral? La respuesta más obvia es que al bajar el paro y haber más personas trabajando, se incrementa la probabilidad de que se produzcan este tipo de accidentes. Lo cierto es que la siniestralidad lleva aumentando de forma ininterrumpida desde que empezó a recuperarse el empleo en 2014. Sin embargo, el índice de incidencia desmiente este argumento. Este parámetro relaciona el número de accidentes que se producen en un periodo determinado con la población susceptible de padecerlos, expresándose por cada 100.000 trabajadores afiliados. Y es un indicador que está creciendo, lo que significa que los accidentes de trabajo aumentan por encima de lo que aumenta la población ocupada. El índice de incidencia total ha pasado de 3.215 accidentes por cada 100.000 trabajadores en 2013 a 3.714 en 2016, y el de los accidentes mortales ha subido de 3,08 al 3,45. Hay que apuntar, no obstante, que este indicador en Málaga está por debajo de la media andaluza.

Los dirigentes de CC OO relacionan directamente el aumento de la siniestralidad con la precariedad en el trabajo. Y apuntan como culpables a las reformas laborales, sobre todo a la última que hizo el PP. «La Ley de Prevención de Riesgos Laborales ha quedado coartada por las reformas laborales. La subcontratación de servicios es el filón que han encontrado los empresarios para incumplir las medidas preventivas y los convenios colectivos sectoriales, que son el apoyo a la mencionada ley», afirma José Martín Anaya, que reclama «la intervención inmediata de la autoridad laboral, que se cumpla la ley y se dé la vuelta a la reforma laboral». Vicente José Martín, técnico de salud laboral de CC OO, advierte además que los datos de siniestralidad son el equivalente a la «cima del Everest», ya que hay una «infradeclaración» de accidentes de trabajo de la que ha responsabilizado en buena parte a las mutuas.

El director de la Cátedra de Prevención de Riesgos Laborales de la Universidad de Málaga, Juan Carlos Rubio, advierte del riesgo de «simplificar» al analizar un problema que es «multicausal». «Históricamente, con los ciclos expansivos de la economía suben los índices de incidencia de los accidentes laborales. Puede estar relacionado con que haya gente más joven y sin experiencia trabajando, o con que haya más presión por cumplir plazos, pero realmente no se sabe científicamente cuáles son los motivos», reconoce.

Respecto a la tesis de los sindicatos, admite que la precariedad «puede influir, sin duda» pero niega que sea la única causa. Sí coincide en que hoy día la subcontratación y externalización son fenómenos «masivos» en la realidad empresarial ante los que la Ley de Prevención de Riesgos Laborales se ha quedado «obsoleta», por lo que habría que «modificarla» para adaptarla a la realidad.

Fotos

Vídeos