El Sindicato Médico denuncia que los MIR duermen «hacinados» en Carlos Haya

Una de las habitaciones en las que duermen los médicos residentes./
Una de las habitaciones en las que duermen los médicos residentes.

Demandan a la Consejería de Salud que ofrezca unas «condiciones mínimas de confortabilidad» al medio centenar de licenciados internos del hospital

JESÚS HINOJOSA MÁLAGA.

El Sindicato Médico Andaluz denunció ayer las condiciones en las que duerme el medio centenar de médicos internos residentes (MIR) en el hospital regional Carlos Haya de Málaga para hacer guardias de 24 horas. Según aseguró a través de un comunicado, los nuevos facultativos se ven obligados a dormir «hacinados» en sillones, literas y camas plegables, «en habitáculos reducidos con hasta 16 camas y en condiciones precarias, con un reducido baño para todos ellos».

«Este sindicato sigue asombrado de las circunstancias en las que trata el SAS a los licenciados en Medicina, tras seis duros años de estudio, para sin problemas ponerlos a hacer guardias de 24 horas en un hospital malagueño y no darle unas condiciones mínimas de descanso», manifestó el Sindicato Médico, que asegura que los MIR no tienen garantizado el acceso a un dormitorio «con un mínimo de decoro y a un retrete, lavabo y ducha contiguos». «En cirugía cardiovascular, por ejemplo, se les ofrece un catre plegable al que no se le realiza nunca el cambio de sábanas por los pinches y ubicado en un archivo», señaló este sindicato.

También apuntó que, para los otorrinolaringólogos existen dos camas ubicadas en la misma sala de trabajo e información médica, que también carecen de un inodoro cercano. En Neurología, los MIR disponen de un sillón plegable dentro de un despacho «minúsculo», según el sindicato, que también criticó que, en este caso, el dormitorio consiste en una cama plegable dentro de la unidad de Neuropsicología, que es la consulta de ELA. Esta situación resulta para el Sindicato Médico de Málaga «altamente insalubre» e inadecuada.

Desde el centro afirman que está en marcha un plan de mejora de las áreas de descanso

«En el caso más flagrante están los MIR de las urgencias. En ellas se dispone de una camareta con cuatro literas dobles y de un dormitorio con tres camas, que habitualmente no están en uso todas. Hay un solo aseo femenino y otro masculino pero al que hay que acceder saliendo al pasillo», resalta el comunicado del sindicato, en el que se exige a los responsables del Servicio Andaluz de Salud «unas condiciones mínimas de confortabilidad» para los médicos residentes que «realizan guardias tan exigentes físicamente además durante tantas horas seguidas». Así, apuntaron que «lo mínimo» es cuidarles, procurarles confort y las condiciones básicas para el descanso de este personal médico, garantizando siempre su derecho a la privacidad y a la higiene, que debe extremarse en todo centro sanitario que se precie.

El sindicato aseguró que esta situación se viene produciendo «desde hace años» sin que los gestores del hospital le ofrezcan una solución, por ello subrayaron que se ven forzados a señalarlos como «culpables de este trato tan indigno y casi vejatorio para los nuevos médicos».

A raíz de la denuncia del Sindicato Médico, fuentes oficiales del Hospital Regional Carlos Haya explicaron a última hora de la tarde de ayer que el centro se encuentra inmerso en un «plan de restauración y mejoras en las áreas de descanso para las guardias de los profesionales». «Se está priorizando y en las próximas semanas llegará el nuevo mobiliario para los diferentes servicios, de hecho ya se ha comenzado en el área de cirugía plástica, como sabe el Sindicato Médico. Hay una sala con tres literas, donde los profesionales no suelen coincidir en su totalidad, y se trata de una zona de descanso puntual», declararon fuentes del hospital, por lo que consideraron que es «absolutamente falso que exista hacinamiento» como denuncia el sindicato.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos