El Sindicato de Bomberos denuncia la «grave desorganización» del Cuerpo en Málaga

Protesta de los bomberos de Málaga (archivo)./Salvador Salas
Protesta de los bomberos de Málaga (archivo). / Salvador Salas

La falta de protocolo para movilizar a personal fuera de servicio, advertida hace un mes por un juez, hace que hayan llamado para una guardia a un funcionario suspendido de empleo y sueldo

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El Sindicato Andaluz de Bomberos (SAB) ha denunciado este lunes la «grave desorganización» en el Real Cuerpo de Bomberos de Málaga, después de que esta mañana se hayan tenido que realizar llamadas a personal fuera de servicio para que se incorporaran «por falta de personal para cubrir los mínimos operativos». Se da la circunstancia de que a uno de los funcionarios a los que se ha telefoneado desde la sala se encuentra suspendido de empleo y sueldo durante diez días después de que, estando de servicio, interrumpiera su jornada laboral unos minutos para detenerse con el camión (luces de emergencia encendidas) y apoyar a los compañeros que en abril de 2007 se manifestaron por las calles del Centro.

Desde el sindicato remarcan que este sistema de «llamar de forma indiscriminada al personal sin ningún tipo de criterio» ya fue criticado hace un mes por el Juzgado de Instrucción número 7 de la capital en la sentencia en la que archivaba la denuncia del Ayuntamiento contra 60 bomberos que, estando fuera de servicio, no se incorporaron tras ser telefoneados el pasado verano al registrarse cinco incendios casi de forma simultánea.

Al margen de descargar a los bomberos de toda responsabilidad, tanto el juez como el fiscal dejaron en mal lugar el funcionamiento del Real Cuerpo de Bomberos. «No existe protocolo alguno, ni en cuanto a la forma de localizar al personal y entrar en contacto con él, ni en cuanto a la obligatoriedad de la disponibilidad ni en el orden de llamadas», apuntó el juez, quien remarcó que la ausencia de un mando del centro de emergencia dio lugar a «indiscriminadas llamadas» para cubrir el mínimo de asistentes, telefoneando por igual a bomberos que estaban de vacaciones, de baja laboral o salientes de guardia y «sin ninguna obligación específica».

En la misma línea, la Fiscalía advertía de que el sistema «denota improvisación». «A diferencia de lo que ocurre en otros lugares, no hay una regulación de estos servicios extraordinarios que permita concretar listas públicas a las que acudir para realizar los requerimientos personales y obligatorios». Además, matiza que «el trabajador fuera de servicio puede disponer de su tiempo como quiera» y justifica que no cogieran el teléfono porque al proceder de un número largo que no figura en las circulares no tienen por qué tenerlo identificado.

Ante este nuevo episodio, el SAB ha lamentado que «un mes después no se haya movido ni redactado nada para corregir esta situación». «¿Qué ocurriría si se produjera una emergencia de gran envergadura? Esta dejadez de funciones pone en riesgo a los ciudadanos», ha advertido el portavoz sindical, Andrés Millán, quien recuerda que en 2013 se remitió un escrito solicitando a la Jefatura un plan de movilización del personal para siniestros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos