El símbolo de este 8 de marzo en Málaga: Las trabajadoras de Bershka

La tienda de cale Larios, cerrada entre aplausos. / I. G.

Las empleadas de la tienda de calle Larios cierran el local durante unas horas para reivindicar una igualdad real

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

El seguimiento de esta huelga del 8 de marzo ha sido mucho más relevante en el sector de la educación que en el resto en Málaga. Es en el ámbito del comercio en el que el paro de ete jueves (y en todos en general) la participación es menor. Sin embargo, el símbolo de la manifestación de este mediodía en Málaga han sido las trabajadoras de la tienda de la firma Bershka en la calle Larios, que han cerrado el local durante unas horas para reivindicar una igualdad real.

No en vano, esta tienda perteneciente al grupo Inditex ha sido el único comercio de toda la calle que ha cerrado sus puertas, por lo que ha sido aún más llamativo. Cuando la concentración se ha convertido en manifestación y los participantes han comenzado a descender la calle, se han parado ante las puertas de la tienda, donde las cinco trabajadoras estaban de pie, aplaudiendo.

Esta imagen ha causado tanto impacto, que centenares de personas han hecho un semicírculo en torno a Bershka, gritando “a sus pies” a las trabajadoras; además de otras consignas como “aquí están, éstas son, las de la revolución”. Ha sido, sin duda, el hecho más impactante de toda la mañana, ya que las empleadas se han sentido tan emocionadas que alguna de ellas, incluso, se ha echado a llorar tímidamente.

Pasados unos minutos han vuelto a abrir la tienda, pero entonces, y de forma espontánea, grupos de mujeres han estado entrando a Bershka para “agradecer” la valentía de estas cinco trabajadoras de una multinacional; que haciendo lo contrario a todos los comercios y multinacionales de la calle Larios, se han atrevido a parar y cerrar la tienda unos minutos. Por eso, se escuchaba decir varias de las feministas históricas de esta ciudad; “ellas son el símbolo de que esta huelga de hoy es algo histórico”. Las cinco trabajadoras, por su parte, avisan: “Esta tarde lo volveremos a hacer”.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos