Un sello identificará a los comercios malagueños adheridos al código de buenas prácticas

Un sello identificará a los comercios malagueños adheridos al código de buenas prácticas

La iniciativa, promovida por el Ayutamiento de la capital, reconocerá a los locales que cumplan con unos estándares de calidad en el respeto de las normas básicas de Consumo

EP

El Ayuntamiento de Málaga, a través del Área para la Reactivación Económica, la Promoción Empresarial y el Fomento del Empleo, distribuirá entre los comercios de la ciudad que se adhieran al código de buenas prácticas un sello identificativo. Así lo ha anunciado la concejala del área, María del Mar Martín Rojo, que ha dado a conocer este distintivo, "cuyo objetivo es favorecer a aquellos comercios que persigan cumplir con estándares de calidad en el respeto a las normas básicas de Consumo, lo que redundará en un mejor servicio a sus clientes".

Martín Rojo ha detallado que esta iniciativa, además de favorecer a los comercios, supondrá un beneficio directo a la ciudadanía: "Nuestra vocación es trabajar para ofrecer una máxima calidad a la ciudadanía en su condición de consumidora, lo que nos ha llevado a crear esta herramienta para adherir al máximo número posible de comercios y profesionales de la ciudad al código de buenas prácticas", ha manifestado.

Al respecto, ha asegurado que se ha creado un sello municipal de calidad que acredite el cumplimiento, por parte de los establecimientos que se adhieran, de una serie de requisitos y protocolos de actuación encaminados a la consecución del máximo nivel de garantías en el marco de las relaciones entre entidades comerciales y profesionales con los consumidores.

La implantación del sello comenzará este miércoles con el inicio de un trabajo de campo en el que agentes expertos en la materia realizarán visitas personalmente a los comercios dándoles a conocer la existencia del distintivo y facilitando la información que se precisen sobre el proyecto.

También les ofrecerán la posibilidad de firmar un compromiso de adhesión a un decálogo de buenas prácticas comerciales, que ha sido previamente consensuado por el Área para la Reactivación Económica.

Además, con la firma de dicho compromiso el comercio o profesional adherido obtiene el referido distintivo de calidad que podrán exhibir en su establecimiento y en cualquier medio de comunicación que utilice para difundir publicidad relativa a su actividad.

Martín Rojo ha indicado que el sello de calidad "constituye en sí mismo una garantía de buen servicio hacia el consumidor por parte de cada uno de los establecimientos adheridos", ya que "les obligará al cumplimiento de la normativa promulgada en materia de consumo así como, en su caso, a una rápida resolución de las posibles reclamaciones que le presenten los clientes".

Así, el Área para la Reactivación Económica actuará en esta iniciativa, por medio de su Oficina de Consumo, como garante de que las reclamaciones presentadas se diriman en un marco procedimental "en el que la rapidez, la agilidad y la fluidez sea la constante y la máxima prioridad en la resolución de las mismas, para lo cual se ejercerá una adecuada observación y disposición en todo momento para velar por que dicho contexto no se interrumpa".

En este sentido, Martín Rojo ha incidido en que el objetivo final "es ofrecer al ciudadano en su condición de consumidor la mayor seguridad en la resolución de las controversias que puedan surgir en ese particular ámbito, así como la garantía de la protección de sus intereses en aras a preservar el deseable equilibrio entre las partes".

Decálogo de buenas prácticas

En concreto, en este decálogo de buenas prácticas está el disponer de Hojas de Reclamaciones y facilitarlas al consumidor sin inconvenientes, si es solicitada; atender y contestar las reclamaciones de las personas consumidoras en el plazo legalmente establecido, y designar una persona interlocutora con la Oficina de Consumo del Ayuntamiento para atender las reclamaciones presentadas

Cumplimentar en el apartado correspondiente los datos de la empresa requeridos, sellar y firmar; que la entidad se compromete a establecer un sistema rápido, ágil y sencillo de tramitación de las reclamaciones que se presenten y en la medida de lo posible, facilitar un medio de comunicación telemático para interactuar con la Oficina de Consumo, también forma parte de este decálogo.

De igual modo, se valorará, junto con la Sección de Consumo, de forma individualizada por cada reclamación que se presente, la posibilidad de optar por los medios extrajudiciales de resolución de conflictos; y cumplir con celeridad los acuerdos o compromisos adoptados en las resoluciones de las reclamaciones.

Por último, exhibir en un lugar visible del establecimiento comercial el distintivo de calidad otorgado por la firma del presente compromiso y si la entidad está adherida al sistema arbitral de consumo, cumplir las resoluciones dictadas a través de los laudos, forman parte del decálogo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos