Seleccionan una investigación de Carlos Haya e Ibima para un programa sobre esclerosis

Laura Leyva, María Jesús Pinto y Patricia Urbaneja componen el equipo. :: sur
Laura Leyva, María Jesús Pinto y Patricia Urbaneja componen el equipo. :: sur

SUR MÁLAGA.

Una investigación sobre esclerosis múltiple liderada por investigadores del Hospital Regional de Málaga, pertenecientes al Grupo de Neuroinmunología y Esclerosis Múltiple del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (Ibima), ha sido seleccionada por la Fundación para la Innovación y la Prospectiva en Salud en España (Fipse) para participar en la edición 2017 de un Programa de Mentorización Internacional del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés).

El proyecto de investigación 'Proteína recombinante para el diagnóstico y tratamiento de la esclerosis múltiple' ha sido uno de los seis proyectos españoles seleccionados por Fipse de un total de 15 seleccionados en todo el mundo.

El proyecto parte de la clonación de una proteína recombinante lograda en los laboratorios del Ibima, ubicados en el Hospital Civil; que ha demostrado tener actividad inmunomoduladora, antiproliferativa y antiviral, por lo que está siendo investigada como potencial molécula terapéutica (fármaco) para la esclerosis múltiple, y para otras enfermedades autoinmunes.

El proyecto incluye también el desarrollo de una herramienta para detectar un biomarcador sérico que contribuya al diagnóstico de la esclerosis múltiple.

Actualmente, el equipo de investigación lo forman la bióloga Begoña Oliver como investigadora principal, junto con Laura Leyva, bioquímica clínica; María Jesús Pinto, bióloga; y Patricia Urbaneja, neuróloga; todas forman parte del grupo de investigación de Neurociencias del Hospital Regional e Ibima.

En el desarrollo de la investigación han contribuido también los investigadores Teresa Órpez, José Pavía y Margarita Suardíaz. Hay que destacar que esta línea de investigación la inició hace más de diez años el neurólogo Óscar Fernández, según informó la Junta en un comunicado.

«Es importante aclarar que, aunque los resultados obtenidos con nuestra proteína son muy prometedores, estamos en fase experimental y es necesario continuar con el desarrollo del proyecto para definir sus aplicaciones y conseguir la traslación a la clínica», precisó Oliver.

El objetivo de Fipse es potenciar las tecnologías médicas y sanitarias más innovadoras y sus impulsores, para convertir sus ideas en productos y servicios que tengan un impacto real en el cuidado de la salud. El programa de mentorización, que tiene una duración de seis meses, está valorado en 24.000 euros por cada equipo de investigadores.

Fotos

Vídeos