Seis pymes de la provincia buscan oportunidad de negocio en Chile y Panamá

SUR MÁLAGA.

La Cámara de Comercio de Málaga ha organizado una misión comercial directa en los países de Chile y Panamá, concretamente en las ciudades de Santiago de Chile y Ciudad de Panamá, acción que se enmarca dentro del Plan Internacional de Promoción 2017, con financiación de Fondos FEDER, y que tiene como objetivo el apoyo a la promoción de las pymes malagueñas en estos dos mercados del continente americano.

Las seis empresas participantes, que han mantenido encuentros con empresas locales con el fin de iniciar o fortalecer las relaciones comerciales, son las siguientes: General Elevadores XXI, S.L. (ascensores); Vértice Formación y Empleo, S.L. (formación y empleo); Sanamar Alimentación, S.L. (pescados y mariscos congelados); Distribuidora de Sistemas de Cierre, S.L. (sistemas de cristales sin perfiles verticales); Totalisimo, S.L.U. (ocio y eventos), y Vatia Energía, S.L. (soluciones energéticas).

Cada una de estas empresas ha contado con una agenda de negocios en ambos países, la mayoría de las cuales han sido elaboradas y supervisadas por las Oficinas Económicas y Comerciales de España en Santiago de Chile y Ciudad de Panamá.

El mercado chileno cuenta con una población de más de 17 millones de habitantes, concentrándose en su capital, Santiago, el 40% del PIB del país. Se trata de un mercado en el cual se valora muy positivamente estar implantado en el mercado, ya que de esta manera las empresas locales demandan un contacto permanente. Es un país donde las «referencias» son muy importantes y existe una gran presencia española.

Maquinaria y servicios

En cuanto a las oportunidades de negocio existentes en el país destacan la minería y maquinaria y servicios para agricultura y agroindustria. Asimismo, el suministro de energía y agua son aspectos cruciales para las mineras y sobre los cuales existen importantes carencias. Las oportunidades pueden hallarse en actividades de procesamiento de la agricultura y la agroindustria para exportación, así como de la mecanización y mejora de la productividad: frutas y hortalizas, vino, producción de conservas, miel, alimentos preparados, pesca y aceites vegetales.

Por su parte, todo lo relacionado con el riego y los invernaderos tiene un carácter estratégico, ya que en la actualidad la preocupación por estos temas es aún incipiente y se ve como necesario un aumento de la productividad de los terrenos.

Fotos

Vídeos