Los sanchistas critican que Ruiz Espejo no tiene voluntad de integrarlos en la ejecutiva del PSOE

Fuentes, junto a Ruiz Espejo y Heredia, tras las primarias. /Fernando González
Fuentes, junto a Ruiz Espejo y Heredia, tras las primarias. / Fernando González

El entorno del secretario general sostiene que el criterio para conformar la dirección es territorial y no en base a las diferentes sensibilidades

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Los sanchistas malagueños criticaron ayer que José Luis Ruiz Espejo, nuevo secretario general del PSOE tras ganar las primarias del pasado 1 de octubre, no tiene voluntad de integrarlos en la ejecutiva que deberá presentar en el congreso provincial de mañana, sábado, en el Palacio de Congresos de Torremolinos y cuyos integrantes se están cerrando en estas últimas horas. Desde el entorno del nuevo líder del partido se sostuvo que el criterio para conformar la dirección es territorial, para ello se está hablando con las distintas agrupaciones, y no en base a las distintas sensibilidades que conviven en el partido.

Tras mantener ayer una reunión con Ruiz Espejo, Rafael Fuentes, derrotado en las primarias –donde obtuvo el 32% de los apoyos–, afirmó que en ese encuentro constató que el nuevo secretario general no tiene intención de integrar a los sanchistas, que representan un tercio del partido.

«Me ha dicho que va a hacer su ejecutiva y que no iba a integrar. Y yo le he comentado que con ese planteamiento de no integrarnos se está cargando el lema que utilizó durante la campaña de las primarias de ‘José Luis, une’», relató a este periódico Fuentes, quien añadió que la reunión se celebró a instancia suya tras llamar a Ruiz Espejo «porque hasta entonces no se habían puesto en contacto con nosotros».

Fuentes, cabeza visible de los sanchistas malagueños, dijo estar «decepcionado» con el planteamiento que le ha hecho el nuevo secretario general y recordó que ha defendido que tras este proceso el PSOE de Málaga tenía que salir unido, cohesionado y fortalecido, pero que a tenor de los acontecimientos la división se va a mantener. «Yo anuncié que si ganaba las primarias iba a integrar», apostilló.

El nuevo secretario general guardó silencio este jueves al respecto. Desde su equipo, fuentes consultadas por SUR, reiteraron que tras el resultado de las primarias ya no había ni afines a Ruiz Espejo ni a Fuentes y que el criterio para la configuración de los distintos órganos de representación (la ejecutiva –es el más relevante–, la comisión revisora de cuentas, la comisión de ética y los representantes en el comité provincial y en el comité director del PSOE andaluz) se está haciendo en función de criterios territoriales.

En este sentido, las fuentes añadieron que aún se está contactando con las agrupaciones, «las que han apoyado y las que no» a Ruiz Espejo para pedir nombres. Así, apuntaron que se le ha ofrecido a María del Mar González Vera, alcaldesa de Ardales y destacada sanchista, formar parte de la dirección, aunque aún no respondido. También han hablado con Soraya García Mesa, regidora de Benaoján, que retiró su candidatura a la secretaría general ante la imposibilidad de obtener los avales necesarios, para que entre en la dirección «una mujer de su agrupación o de la que ella diga de su comarca».

«La voluntad de integración se tiene con aquellas personas que tienen el perfil y el cariño de la provincia», añadieron las fuentes.

Malestar

Otras fuentes consultadas manifestaron que hay malestar en el partido con la postura mantenida por Rafael Fuentes de intentar interferir en la configuración de los órganos de dirección y recordaron que José Luis Ruiz Espejo tiene la legitimidad de su victoria en las urnas para conformar su equipo. En este sentido, recordaron que cuando Pedro Sánchez ganó en mayo las primarias nacionales, sus contrincantes derrotados, Susana Díaz y Patxi López, le dejaron las manos libres para configurar a su equipo y cuando en el congreso federal se establecieron las negociaciones para configurar la ejecutiva «se habló con los distintos territorios, no con los representantes del susanismo o los afines a Patxi».

«Si Fuentes habla en nombre de un grupo es porque para él no ha terminado las primarias. Debería ser leal, como dijo la noche de las primarias, y ponerse detrás del nuevo secretario general», añadieron.

Con este planteamiento, el congreso de mañana, que presidirá el alcalde de Torremolinos, José Ortiz, se presenta con la división a flor de piel ya que los sanchistas pueden presentar listas alternativas en la elección de los integrantes al comité director y al comité provincial y podrían movilizar a sus delegados para abstenerse en la votación de la ejecutiva que presente Ruiz Espejo.

Fotos

Vídeos