Salvas en honor a Diego Díaz

Momento en el que se dispararon las salvas durante la despedida en Parcemasa del cabo primero Diego Díaz. :: salvador salas/
Momento en el que se dispararon las salvas durante la despedida en Parcemasa del cabo primero Diego Díaz. :: salvador salas

Numerosos familiares y compañeros del cabo primero malagueño, que perdió la vida tras ser arrastrado por un arroyo, acuden a los actos funerarios en Parcemasa Málaga despide al guardia civil fallecido durante un rescate en Sevilla

ÁLVARO FRÍAS / JUAN CANO MÁLAGA.

Numerosos familiares y compañeros acudieron ayer a las instalaciones de Parcemasa y la capilla principal de San Gabriel para dar el último adiós al cabo primero de la Guardia Civil Diego Díaz. Durante los actos funerarios, un portavoz de la familia del malagueño, fallecido al ser arrastrado por el arroyo Galapagar de Guillena (Sevilla) cuando auxiliaba al conductor de un vehículo, agradeció todo el apoyo recibido en estos días.

Fue un acto multitudinario al que acudieron numerosas autoridades para transmitir sus condolencias a la familia y mostrar su respeto por el agente. Entre otras, se encontraban el alcalde de la ciudad, Francisco De la Torre, el delegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, el delegado del Gobierno andaluz José Luis Ruiz Espejo y el presidente de la Diputación, Elías Bendodo; además de representantes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, militares y policiales.

El féretro con el cuerpo del cabo primero entró en la capilla a hombros de sus compañeros, mientras sonaban las notas del himno de España. Sobre el féretro, la bandera del país y su tricornio, así como la medalla de la Orden del Mérito de la Guardia Civil con Distintivo Rojo y la condecoración de oro de Protección Civil, que recibió el pasado miércoles a título póstumo.

Ejemplo de vocación

Durante el oficio religioso, se destacó el papel de la Guardia Civil, poniendo como ejemplo al cabo, cuya acción antes de fallecer pone de manifiesto la vocación de servicio de los agentes del cuerpo, que llega incluso hasta la muerte. Asimismo, un portavoz de la familia tomó la palabra para «agradecer, en este momento de despedida, el esfuerzo y entrega» de aquellos que participaron en la búsqueda de Diego Díaz, después de que fuera arrastrado por un arroyo en Guillena.

Asimismo, transmitió tanto al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y a diversas autoridades su agradecimiento por «su preocupación, apoyo y cariño en tan difíciles momentos». Finalmente, destacó el «calor y trato humano» que han recibido los familiares del fallecido por parte de la Guardia Civil.

El acto religioso concluyó con el féretro del cabo primero reposando sobre los hombros de sus compañeros de la Benemérita, quienes entonaron el himno de la Guardia Civil. Poco después, los agentes se congregaron junto a los familiares de Diego Díaz y a diversas autoridades a las puertas de la capilla principal de San Gabriel.

Desde allí partió una comitiva que se dirigió al camposanto para proceder al entierro del guardia civil. Escoltado por sus compañeros, Diego Díaz fue despedido entre salvas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos