Salud mejorará la vigilancia de los pacientes que acuden solos a urgencias

La consejera de Salud y la gerente del SAS se reunieron ayer con profesionales de urgencias. /
La consejera de Salud y la gerente del SAS se reunieron ayer con profesionales de urgencias.

Está previsto que esos enfermos estén en espacios diferenciados del resto y con un control más estrecho y permanente

ÁNGEL ESCALERA MÁLAGA.

Los pacientes más vulnerables y frágiles, con problemas de comunicación o que acuden solos a las urgencias tendrán una vigilancia más estrecha y continuada y estarán en espacios diferenciados del resto. El objetivo es evitar que sucedan casos como el de enfermo que sufrió un ictus en las urgencias del Hospital de Antequera, sin que nadie se diera cuenta, mientras esperaba el resultado de unas pruebas y el de una mujer que falleció en el centro hospitalario de Úbeda tras permanecer 12 horas en una camilla sin recibir asistencia. También se está estudiando designar un personal sanitario específico para llevar a cabo esa vigilancia y hacer rondas periódicas de control de los enfermos.

La consejera de Salud, Marina Álvarez; la gerente del SAS, Francisca Antón, y el director del Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias, Luis Jiménez, se reunieron ayer en Sevilla con responsables médicos y de enfermería de las urgencias hospitalarias y de atención primaria. Entre otras cuestiones, se analizaron los nuevos protocolos que se consideran necesarios después de lo ocurrido en Antequera y en Úbeda. Tras el análisis de ambos casos por parte de los profesionales de urgencias, de los equipos directivos de ambos hospitales y de las comisiones de seguridad, la conclusión a la que se ha llegado es que hacen falta nuevos protocolos para evitar que esos sucesos vuelvan a repetirse.

La medida fundamental es garantizar la identificación inequívoca y segura de los pacientes. Una pulsera que incluya el nombre y los apellidos de cada enfermo será previsiblemente el método de identificación que se exigirá en todas las urgencias. Otro elemento clave es la vigilancia y el control que se hace de los pacientes en las estancias de espera. El equipo asistencial asignado a cada enfermo a partir de su clasificación es el que debe prestar los cuidados que necesite el usuario durante toda su permanencia en las urgencias. Así pues, es necesario establecer un control periódico para conocer su situación clínica.

Todos los usuarios de urgencias llevarán una pulsera con su nombre y apellidos para ser identificados

Búsqueda activa

Otro asunto importante se refiere al protocolo a seguir cuando se dé el alta. De ese modo, cuando no se localice al paciente tras varias llamadas, se exigirá que los profesionales realicen una búsqueda activa enfermo a enfermo. En ese sentido, según indicó la consejera de Salud, los pacientes, en muchas ocasiones, abandonan las urgencias voluntariamente antes de finalizar su asistencia y se marchan sin avisar al personal, por lo que se procede a cursar su alta cuando no se les puede localizar. También se baraja realizar controles a la salida, localización por radiofrecuencia y tener anotados teléfonos de pacientes y acompañantes, entre otras propuestas que deben perfilarse ahora con las aportaciones de todos los responsables de urgencias en Andalucía.

Marina Álvarez señaló que los pacientes frágiles y más vulnerables requieren una atención especial. En ese grupo se incluyen las personas dependientes o con dificultad de relación con el medio (vayan o no acompañadas) y enfermos que acuden solos (aunque en ese momento tengan un estado general que no requiera una asistencia especial), principalmente. Para reforzar su vigilancia, se plantean medidas identificativas y organizativas y modificaciones en el sistema informático que registra los episodios urgentes en la historia clínica digital del paciente. Con todos esos aspectos, se reforzarán las señales de alerta necesarias para un mejor control de los pacientes vulnerables y de aquellos que acuden solos a urgencias y pueden tener dificultad para comunicar un empeoramiento de su situación clínica, según puso de manifiesto la consejera de Salud en su intervención de ayer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos