Salud dice que ha descendido la ocupación de los hospitales públicos

Esa reducción se relaciona con el incremento de la cirugía que no necesita el encame de los pacientes, afirma la consejera

A. ESCALERA MÁLAGA.

La ocupación de los hospitales públicos de la provincia de Málaga ha descendido cinco puntos en el periodo comprendido entre 2010 y 2016, según dijo ayer la consejera de Salud, Marina Álvarez. Esa reducción de la ocupación es una tónica generalizada en todos los centros hospitalarios de la sanidad pública andaluza.

La consejera, que hizo esas declaraciones ayer en el Parlamento andaluz, señaló que el descenso de ocupación ha supuesto la disminución progresiva de camas abiertas y la instalación de esos recursos donde hacen más falta. Álvarez manifestó que para una correcta valoración de la dotación de camas hospitalarias se debe tener en cuenta el porcentaje de ocupación a lo largo del año. El índice de ocupación óptimo se sitúa entre el 70 y 80 por ciento. En la provincia de Málaga, en los últimos años, ese porcentaje ha sido del 72 y 73 por ciento.

La consejera puso de relieve que el auge de la actividad hospitalaria programada sin ingreso ha repercutido directamente en la gestión de las camas, lo que ha permitido que esta sea mucho más eficiente. Así, la dirigente sanitario indicó que el criterio de calidad que se utiliza en los sistemas sanitarios y en los procesos asistenciales, frente al criterio meramente numérico, es precisamente la reducción de estancias hospitalarias del paciente. En la nueva ordenación sanitaria en la que se está trabajando actualmente se tienen en cuenta todos estos aspectos, apostilló Álvarez.

La consejera reiteró en el Parlamento andaluz el «firme compromiso» de Salud para definir el mejor modelo de atención hospitalaria en Málaga. Marina Álvarez recordó que un grupo técnico y de expertos, formado por profesionales que desarrollan su actividad fundamentalmente en Málaga, está realizando un análisis de las necesidades sanitarias malagueñas.

Fotos

Vídeos