Salud se compromete a aumentar las plazas de MIR ante la falta de especialistas

Interior del centro de salud de Puerta Blanca, uno de los que abre en verano por las tardes. /Sur
Interior del centro de salud de Puerta Blanca, uno de los que abre en verano por las tardes. / Sur

La consejera asegura que se quiere alcanzar la cifra de médicos residentes que había en Andalucía en 2013 antes de que acabe esta legislatura

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Ante la falta de facultativos especialistas que afecta al Sistema Nacional de Salud (SNS), un hecho que se repite en todas las comunidades autónomas, la Junta de Andalucía se ha comprometido ha incrementar la plazas de médicos residentes, según dijo ayer la consejera de Salud, Marina Álvarez. La máxima responsable de la sanidad pública andaluza hizo esas declaraciones en comisión parlamentaria. Salud pretende alcanzar, antes de que finalice la legislatura (terminará en marzo de 2019, si no hay un adelanto electoral), las cifras de plazas de formación de residentes de 2013 y hacer una planificación para incrementar la capacidad docente del sistema para aquellas especialidades con mayor necesidad.

Álvarez, que reconoció el problema de la escasez de especialistas en España, destacó que su consejería ha emprendido medidas para hacer frente a esa situación. Entre las actuaciones aplicadas destaca la estrategia de provisión y selección de profesionales en zonas con especial dificultad. Otra medida es hacer más atractivas las ofertas específicas por perfiles en aquellas especialidades agotadas en la bolsa única de empleo en el SAS, con nombramientos más largos, lo que supone una mejora laboral para los médicos contratados.

Por otro lado, en su intervención en la comisión parlamentaria, la consejera aseguró que la plantilla médica del distrito sanitario Málaga-Guadalhorce ha crecido en 26 profesionales, entre facultativos de familia y pediatras, en los tres últimos años. La máxima responsable de la sanidad pública andaluza precisó que el SAS dispone de una planificación de la actividad y de los recursos de los centros asistenciales, cuyo objetivo es «asegurar una atención sanitaria de calidad» tanto de los andaluces como de los turistas que pasan sus vacaciones en Andalucía en verano. En cuanto a las contrataciones de sustituciones para el periodo estival, Marina Álvarez subrayó que en el distrito sanitario Málaga-Guadalhorce se han previsto 39 (25 médicos de familia en Málaga y 14 facultativos en el Guadalhorce).

Colectivo médico ‘Basta ya’

Esas manifestaciones de la consejera contrastan con las críticas realizadas en las últimas semanas por médicos de familia del distrito Málaga-Guadalhorce a través del colectivo ‘Basta ya’. Esos profesionales denuncian las deficiencias que sufren a diario en las consultas y exponen que ha habido una pérdida de puestos de trabajo al no haberse cubierto las jubilaciones. Los facultativos han metido el dedo en la llaga al sacar a la luz las carencias que soporta la atención primaria, lo que repercute negativamente en la labor que se efectúa en los centros de salud malagueños y en la atención que se ofrece a los pacientes.

La consejera de Salud salió al paso de esas criticas y afirmó: «Para el Gobierno andaluz, la atención primaria es una prioridad y una de las líneas estratégicas sobre las que hemos empezado a trabajar y seguiremos haciéndolo». Álvarez indicó que se adecuarán los recursos y los cupos de cada equipo a la complejidad de los pacientes y se aumentará la capacidad de resolución diagnóstica de los centros de salud. Asimismo, significó que los profesionales dedican el tiempo de atención que cada paciente requiere, ya que la prioridad es dar la mejor asistencia sanitaria a la población.

Temas

Sas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos