Sáenz de Santamaría, de Cataluña a Andalucía

Intensa mañana política de Soraya Sáenz de Santamaría en Málaga/Salvador Salas
Intensa mañana política de Soraya Sáenz de Santamaría en Málaga / Salvador Salas

La vicepresidenta del Gobierno afirma que el proceso soberanista “ha sido un negocio para algunos y una ruina para Cataluña” y pide al PP andaluz “un esfuerzo final” para que Juanma Moreno presida la Junta. En clave provincial, subraya que Málaga es una ciudad “clave” para la marca España

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMEROMálaga

Intensa mañana política de Soraya Sáenz de Santamaría en Málaga. La vicepresidenta del Ejecutivo y ministra de Presidencia y Administraciones Territoriales ha participado en un desayuno informativo presentando al delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, y luego, tras un paseo por calle Larios, en un acto político organizado por el PP de Málaga en defensa de la unidad de España y en recuerdo de los cuarenta años de historia del partido de centro-derecha. En este marco y ante unas 700 personas que han abarrotado el salón principal del hotel NH, Sáenz de Santamaría ha defendido la actuación del Ejecutivo de Mariano Rajoy en la crisis política e institucional de Cataluña y ha abogado por la necesidad de una alternancia política en la Junta.

Más

Arropada por el presidente del PP en Andalucía, Juanma Moreno, su homólogo en Málaga, Elías Bendodo, y el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, Sáenz de Santamaría, que ha sido recibida con un largo aplauso y banderas rojigualdas, ha afirmado que el proceso soberanista catalán ha sido “un negocio para unos cuantos, los independentistas, y una ruina para Cataluña” y por ello ha destacado la relevancia de las elecciones autonómicas del próximo 21 de diciembre para “acabar con esta situación” y empezar a construir una Cataluña en la que sus gobernantes se preocupen de su desarrollo económico, su bienestar, su educación, su riqueza y la pluralidad.

La vicepresidenta ha defendido la actuación del Gobierno de Mariano Rajoy en la crisis catalana, con la aplicación del artículo 155 de la Constitución -decisión respaldada por el PSOE y Ciudadanos-, para “devolver el autogobierno a los catalanes y que tengan un gobierno dentro de la ley, que se preocupe por ellos y no sólo por los independentistas”.

“Teníamos que actuar. No podíamos permitir que una comunidad autónoma y unos gobernantes se situaran al margen de la ley y de las sentencias del Tribunal Constitucional; para la Generalitat la única ley que servía era la ley de la selva, la suya propia”, ha afirmado, al tiempo que ha añadido que están desmontando a los embajadores de la independencia “que vivían a todo trapo” en las sedes de las mejores calles de la Unión Europea donde “mal, a costa del erario público, no vivía ninguno”.

En su intervención, ha destacado “la épica” del PP cuando gobierna para sacar a España de la crisis y hacer frente a desafíos como el independentista catalán o el terrorismo. Por ello, ha subrayado “la inteligencia” del presidente Mariano Rajoy.

El otro gran eje de su discurso ha sido Andalucía. Tras ensalzar la figura de Juanma Moreno como candidato a la presidencia de la Junta, Soraya Sáenz de Santamaría ha recordado que falta año y medio para las próximas elecciones autonómicas andaluzas que son una oportunidad para que haya “un cambio en Andalucía”.

A su juicio, es necesaria un alternancia política en Andalucía “por salud democrática, económica y social” porque se necesitan hacer las cosas “de otra manera”. Por ello, ha reclamado al PP andaluz “un esfuerzo final” para que Juanma Moreno sea presidente de la Junta. “Necesitamos al frente de la Junta una persona que defienda los intereses de esta tierra y que Andalucía sea su única ambición”, ha dicho Sáenz de Santamaría, quien ha sostenido que Susana Díaz sólo adopta medidas por motivaciones electoralistas.

Por su parte, Juanma Moreno, que ha destacado la apuesta del Gobierno central por Andalucía en estos años de crisis económicas, ha pedido a sus bases que le ayuden “en esta gran tarea de cambiar Andalucía” y que esta comunidad deje de ser la única en la que no ha habido alternancia de gobierno durante los 40 años de democracia.

“Nos quedan dieciocho meses para el gran cambio en Andalucía, para que haya un presidente de la Junta del PP. Nos quedan dieciocho meses para el gran cambio de ilusión, esperanza y futuro en nuestra tierra”, ha subrayado durante una intervención en la que ha destacado la contribución del PP al desarrollo del país y como garante de la unidad de España.

Soraya Sáenz de Santamaría ha tenido, en clave local, palabras de elogio para la provincia de Málaga. Así ha remarcado que es de las primeras que está saliendo al 100% de la crisis y que es un modelo. En este sentido, y ante el hecho de que el Gobierno no apostó por la capital como sede para la Agencia Europea del Medicamento en favor de Barcelona, la vicepresidente del Ejecutivo ha puesto de relieve que Málaga es “clave” en la imagen de la marca España.

Por su parte, Elías Bendodo ha subrayado que no hay un partido que defienda “con tanta nitidez y tanto corazón” a España como lo hace el PP, mientras que Francisco de la Torre ha reclamado que en la negociación de la nueva financiación autonómica se tenga en cuenta la segunda descentralización de competencias y de financiación hacia los ayuntamientos.

Fotos

Vídeos